Devuelven puntos del scoring y castigan más infracciones

Desde el viernes, al cumplirse el año de prueba del sistema
El sistema de scoring, novedad de 2009 en el tránsito de la Ciudad de Buenos Aires, será más severo a partir de pasado mañana. Con la llegada de 2010, la ley considera finalizada la etapa de experimentación, que este año fue más flexible para los conductores en varios rubros, y la totalidad de los artículos de la ley porteña 2.641 entrarán en vigencia.

Así, se agregarán cuatro nuevas infracciones como causal de pérdida de puntos y, por otro lado, los conductores que pierdan puntos no recuperarán los 20 originales al cabo de un año como ocurrió ahora, sino al cabo de dos; es decir que pasará el doble de tiempo antes de cada "reseteado" del sistema.

El 1° de enero de 2009 a cada conductor con registro de la Capital se le asignaron 20 puntos. Se estableció que los puntos se irían perdiendo a medida que se cometieran infracciones, de acuerdo a la escala que fija la ley.

La norma dice que quienes se quedan sin puntos (hubo 20 casos este año, según se informó oficialmente) son inhabilitados para conducir por dos meses, aunque tienen la opción de realizar y aprobar un curso de seguridad vial.

En esos casos el conductor vuelve a recibir los 20 puntos y, si los pierde por segunda vez (no hubo ningún caso en 2009), está prevista una suspensión por seis meses, ya sin la alternativa de hacer el curso.

El viernes, al cumplirse el primer año de vigencia del "Sistema de Evaluación Permanente de Conductores" todos los conductores que hayan perdido puntos pero no hayan llegado a cero volverán a recibir los 20. Así, se perdonarán las faltas cometidas (no las multas económicas) y todo arrancará de nuevo. Pero esto no se repetirá el 1° de enero de 2011, sino recién el 1° de enero de 2012.

Además, quienes se queden sin puntos, como castigo adicional, obtendrán la licencia de conducir, cuando vayan a renovarla, con un plazo de validez menor al que corresponde a su franja de edad en un 25%. Así, por ejemplo, las personas de entre 46 y 59 años, que de acuerdo a l Código de Tránsito obtienen el registro por cuatro años, lo tendrán por tres si perdieron los 20 puntos en los dos años anteriores a la fecha de renovación.

Como contrapartida, quienes tengan que renovar el registro y en los dos años previos no hayan tenido ninguna sanción, no tendrán que pagar el trámite ni deberán asistir a las clases sobre normas de tránsito.

En cuanto a las faltas que son causal de descuento de puntos, a las 21 que ya estuvieron vigentes durante 2009, se agregarán las siguientes: no respetar la prioridad de paso de una bocacalle o un cartel de "Pare" (5 puntos), circular marcha atrás en forma indebida y sin justificación (4 puntos), obstruir la vía transversal (4 puntos) y no respetar la prioridad de paso de los peatones o la senda peatonal (5 puntos).

Entre las faltas más graves, la ley que la Legislatura porteña sancionó en 2008, prevé la pérdida de los 20 puntos de una sola vez en el caso quienes participen en "competencias de velocidad en la vía pública (picadas)". Con la pérdida de 10 puntos es sancionado quien conduzca en estado de ebriedad, quien se niegue a someterse a un control de alcoholemia o quien no socorra a las víctimas luego de participar en un accidente.

El descuento de puntos, de todas maneras, no se aplica automáticamente, cuando se labra el acta de infracción, sino cuando el conductor se presenta ante el controlador de faltas y la sanción queda establecida definitivamente.

La tabla de descuento de puntos que se aplica en la Ciudad tendrá que ser modificada cuando el sistemas empiece a ser aplicado a nivel nacional. El Congreso ya aprobó una tabla de puntos, que incluso es más dura que la porteña, pero todavía no se aplica.

En el Gobierno de la Ciudad consideran que en este primer año el sistema de scoring ha funcionado bien. "Me parece que el Estado tiene que encontrar el lugar de controlar, pero no por ser un Estado represor, sino para marcar pautas de convivencia. Es para que el vecino pueda disfrutar nuestra Ciudad y no la tenga que sufrir. Gracias al scoring hubo cambios de actitud en los conductores ", dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro.

Comentá la nota