A devolver la platita

El Tribunal Superior de Justicia porteño dispuso que se les deberá devolver a los maestros el descuento por los días de huelga. El macrismo había desconocido un fallo similar de la Cámara.
El gobierno de Mauricio Macri deberá devolverles a los docentes los días descontados por las huelgas. El Tribunal Superior de Justicia porteño rechazó la apelación oficial que planteó la inconstitucionalidad del fallo de la Cámara que ya se había pronunciado por el pago de los salarios caídos. Los descuentos aplicados por la administración macrista representaron en promedio 400 pesos para unos 10 mil docentes sobre un total de 38 mil. Si bien no hubo comunicación oficial, en los corrillos educativos comentaban que se liquidarían las sumas retenidas al haberse agotado la instancia judicial.

El secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, explicó que "si el gobierno persiste en su incumplimiento de los fallos judiciales, la UTE presentará un pedido de multa salarial (astreintes) al ministro de Educación, Mariano Narodowski, y al jefe de Gobierno por cada día en que incurran en tal incumplimiento". López calificó como una "barbaridad" que incumplan el fallo de la Cámara "ahora ratificado por el Tribunal Superior" y señaló que "quedó demostrado que el responsable de los paros es el gobierno y no los docentes".

La decisión de los jueces Alicia Ruiz y Luis Lozano consideró que no correspondía la inconstitucionalidad de las medidas de fuerza y desestimó los supuestos problemas de recursos para afrontar los pagos. "La suma global involucrada en la disposición cautelar debió encontrarse presupuestada por el GCBA (ya que se trata de salarios), por lo que no se le impone efectuar una erogación al margen de sus previsiones", sostuvo el TSJ.

La Sala Segunda de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la ciudad se había pronunciado a favor del recurso de amparo presentado por distintos maestros y profesores representados en la UTE y en la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys). El macrismo apeló esa medida y ahora es el máximo tribunal de la Ciudad de Buenos Aires el que lo ratifica.

López señaló que la argumentación de los jueces señala que el conflicto se desató producto de la actitud de las autoridades porteñas. "El eje de nuestro planteo fue que los paros son culpa del gobierno. Este año, la primera propuesta que nos hicieron fue del 0 por ciento mientras nosotros pedíamos el 9. Hicimos cinco días de paro y ofrecieron el 8,5 por ciento. Es decir que hubiesen evitado los cinco días de paro. La jurisprudencia plantea que si la huelga es culpa del empleador hay que devolver los descuentos. Acá se demuestra que es culpa de Macri", señaló el dirigente.

En rigor, el TSJ se pronunció sobre casos individuales presentados por docentes afiliados a distintos gremios. Sin embargo, la implicancia de la resolución tiene efecto de precedente para la totalidad de los perjudicados por la decisión del gobierno. Los descuentos afectaron, obviamente, de manera diferente según los niveles salariales: en los haberes más bajos representaron 200 pesos mientras que en el caso de supervisores llegaron a los 700 pesos.

El fallo es producto de una medida cautelar, es decir un recurso de amparo impulsado por los directamente afectados, lo cual no implica un pronunciamiento sobre el fondo de la cuestión. López, sin embargo, destacó que "las medidas cautelares son de cumplimiento inmediato y expeditivo. El gobierno de Macri ya viene haciendo caso omiso del pronunciamiento de la Cámara. Sería muy difícil que el juicio ordinario revea la decisión cautelar máxime siendo la misma causa y el mismo tribunal".

Desde la asunción de Macri en la comuna porteña la tensión signó la relación con los gremios docentes. El fallo del TSJ llega en un momento en que los cuestionamientos a Narodowski se exacerbaron a partir de la contratación del espía Ciro James para realizar "auditorías" en las escuelas de la ciudad.

Comentá la nota