La devaluación les costó a las empresas $ 1.000 millones

Las compañías que tienen deudas en moneda extranjera sufren la apreciación del billete verde. Telecom, Petrobras Energía y Aluar son las más afectadas
Esta semana, las empresas que cotizan en la bolsa local terminaron de presentar sus balances del último trimestre de 2008. Como conclusión general, los analistas resaltan que los números del cierre del año reflejan con claridad el freno que sufrió la actividad económica en el país: más del 50% de las empresas presentaron pérdidas, y el resto ganó menos que en 2007.

De todos modos, la desaceleración económica no fue lo único que pesó en los balances. La vertiginosa apreciación del dólar frente al peso –que en el último trimestre de 2008 fue del 10%– también se sintió en toda su magnitud. De hecho, al cierre del año pasado las pérdidas directamente relacionadas con la suba del billete verde fueron nada menos que de $1.000 millones. Quienes más sufrieron, claro está, fueron las compañías fuertemente endeudadas en moneda extranjera. Para colmo, la suba del dólar no está ni cerca de detenerse: en lo que va de 2009 la moneda estadounidense ya subió 5,2%, y promete seguir. “La suba del dólar pesó en los balances del cierre de 2008 y los empresarios advierten que seguirá impactando de manera similar en los resultados del primer trimestre de este año”, dijo Eduardo Fernández, de Rava Sociedad de Bolsa.

La compañía más complicada por culpa de la devaluación del peso fue Aluar. La productora de aluminio se endeudó en dólares para financiar la construcción de una planta en Puerto Madryn, y en el último trimestre del 2008 tuvo que ver como esa deuda crecía en $224 millones al ritmo de la apreciación del dólar. En segundo lugar se encuentra Telecom, cuya carga de deuda se incrementó en $289 millones por culpa del avance del billete verde. Sin embargo, la empresa ganó alrededor de $105 millones gracias a que el dólar se apreció, por lo que su pérdida neta por este motivo alcanzó los $184 millones.

En tercer lugar se ubicó Petrobrás Energía (PBE): la empresa que solía manejar Gregorio Pérez Companc perdió $149 millones por diferencia de cambio en el trimestre. De todos modos, eso no fue lo único que pesó en los resultados de la compañía, que presentó un balance muy complicado y cerró 2008 con un rojo de $300 millones. “Lo positivo que habíamos visto en los resultados anteriores se evaporó en este trimestre. La devaluación del peso llevó los costos a niveles muy elevados, a pesar del mantenimiento o leve mejora de precios de gasolinas en boca de surtidor”, indicaron desde SBS Sociedad de Bolsa.

Por su parte, Transportadora de Gas del Sur (TGS) y Edenor también presentaron importantes pérdidas cambiarias en el trimestre. La compañía transportadora de gas natural se anotó un rojo de $102 millones, al tiempo que la empresa que controla Marcelo Mindlin perdió $82 millones. Sin embargo, ambas están aprovechando los bajos precios que tienen sus bonos en el mercado para recomprarlos y, así, aliviar su carga de deuda. Lo mismo está haciendo Telecom. “El descalce de moneda es ahora un tema a tener en cuenta para las empresas endeudadas en dólares”, dijo Juan Pablo Vera, de Tavelli & Cía.

Así, Edenor tuvo una utilidad por $93,5 millones producida por la recompra de ONs. En tanto, Telecom Argentina ha recomprado bonos por 79 millones de euros de valor nominal y Personal, u$s 40 millones.

“En caso de que los títulos de la empresa estén cotizando a precios sensiblemente debajo de su valor nominal, y si el emisor tiene la solvencia para comprar sus propios bonos, es muy conveniente hacerlo”, dijeron desde el estudio Nicholson y Cano.

Comentá la nota