Los deudores esperan más ventajas para entrar

El ingreso de algunas empresas en el listado de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) no sorprende. Sea porque afrontan problemas financieros o porque quieren quitarse algunos expedientes administrativos o penales de encima. Pero faltan otras que podrían figurar en la nómina oficial definitiva.
Entre los empresarios crece la expectativa sobre el paso siguiente que podría tomar el director de la AFIP, Ricardo Echegaray, si los ingresos fiscales por la moratoria no satisfacen la expectativa del gobierno kirchnerista.

La propia ley 26.476 autoriza al Poder Ejecutivo a extender por otros seis meses la vigencia de los beneficios que se dispusieron el año pasado junto con el blanqueo de capitales.

La extensión temporal, sin embargo, no ofrece ningún atractivo extra al evasor que hoy evalúa si acepta o rechaza la oferta oficial por sus impuestos atrasados.

"Hay empresas que esperan otra señal", indicó un funcionario de la AFIP a La Nacion.

Por ejemplo, que también alcance lo adeudado durante 2008, planteo que defiende la Unión Industrial Argentina (UIA). Echegaray prometió "estudiar" esa opción durante su encuentro con los industriales del martes pasado.

Más ambiciosos, otros sectores se ilusionan con la posibilidad de afrontar la deuda con títulos públicos. Es decir, abrir la puerta para comprar bonos por su valor real ?muy bajo? y cancelar por su valor nominal. "Eso es lo que esperan algunos de los empresarios más cercanos al poder", contó una segunda fuente de la AFIP a La Nacion. "Ahora están esperando una señal", añadió.

Comentá la nota