Por deudas con constructoras se edificarán 2 mil viviendas menos este año

La Provincia mantiene una deuda de alrededor de $150 millones con las constructoras. De esta manera, el titular del Ipvdu, Juan Pablo Durán expresó que "no empezará ninguna obra hasta que no finalicen las que estamos haciendo". Este año solo se entregarán 4.800 viviendas de las 6800 que se pensaba terminar. Las 2.000 restantes, el año que viene.
Por el pago de las deudas se retrasarán las obras.

Empresarios de la construcción, días atrás, manifestaron su preocupación porque el Estado les adeuda $150 millones que el gobernador confirmó esta semana e hizo hincapié en que Nación, durante enero, giró $14 millones menos a la Provincia.

Sin embargo, el titular del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvu), Juan Pablo Durá comentó que "estamos ejecutando aproximadamente 8 mil viviendas, casi 10 mil mejoramientos entre los distintos programas" y respecto a la deuda indicó que "estuvimos charlando con el gobernador y se decidió que no empezará ninguna obra hasta que no finalicen las que estamos haciendo".

A su vez explicó que "con la promulgación de la ley 8.246 se descomprime el flujo de fondos mensuales que veníamos certificando".

Mediante esa norma, el Poder Ejecutivo facultó a reparticiones como la Dirección de Vialidad y el Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu) a celebrar acuerdos con las contratistas de obras, a los efectos de reformular las fechas de inicio, de plazos de ejecución de obra y de plan de trabajos.

El objetivo es evitar una parálisis del sector, teniendo en cuenta que la crisis de 2009 puso en jaque a la marcha de los programas. El nuevo sistema permite diferir entre 45 días corridos y hasta un 25% como máximo del plazo que figuraba en el contrato inicial. Además, el Estado eximió a las empresas de las penalidades por paralizaciones de obras o por incumplimientos en los tiempos de construcción previstos.

En este sentido, el titular del Ipvdu expresó que seguramente "la mayoría de las empresas accederán al convenio para blanquear la caída de la curva" y precisó que "ahí se reconviene la certificación mensual".

También informó que "recientemente finalizamos de pagar agosto, de a poco podremos volver a la normalidad con los pagos pero se nos atrasarán las obras".

Este año la Provincia pensaba terminar 6.800 viviendas, pero "solo terminaremos 4.800 y las otras 2.000 el año que viene", dijo Durán.

Por último el funcionario se mostró optimista y considera que durante febrero la coparticipación de Nación se normalizará y la provincia pagará la deuda, parte en efectivo y parte en cheque diferido, tal como precisó el Gobernador.

Comentá la nota