La deuda pública de la Provincia bajó un 14% en los últimos 3 años

Se ha reducido en unos 168 millones de pesos en este último periodo. El motivo fue la cancelación del bono Caracoles con la banca que no ingresó a la renegociación de años atrás. La Provincia paga 200 millones de pesos anuales promedio y no baja la deuda total. La inflación es el enemigo público más importante de las finanzas provinciales.
Se viene escuchando de deuda pública desde el año 2001, cuando se pusieron en boga los problemas financieros del país y la provincia. En los últimos años fue materia constante de estudio y preocupación del Gobierno y hoy los resultados se ven. Es que si se compara el stock de deuda de la Provincia en los años 2007 y junio de 2009 se observa la notable caída de la deuda pública. De unos 1.843 millones de pesos a unos 1.675 millones, es decir unos 168 millones de pesos menos.

La drástica caída se debe a que la Provincia canceló el crédito que había solicitado a finales de la década del ‘90 para poder construir los diques Caracoles y Punta Negra.

Pero si se observan las finanzas provinciales desde 2004 hasta la fecha se nota claramente cómo la deuda se mantuvo estable hasta 2008. No obstante, esto no significa que no se hayan pagado vencimientos de capital e intereses, sino todo lo contrario. San Juan vino pagando en promedio unos 200 millones de pesos anuales en concepto de vencimiento de capital e intereses, pero esa cancelación parcial nunca se vio reflejada.

El problema que ha venido azotando a la Provincia es la bendita inflación. El Gobierno pagaba los vencimientos, pero al final del ejercicio los intereses que se habían generado en el año eran iguales al pago que realizó el Estado sanjuanino para intentar reducir la deuda. Concretamente, si se traza un promedio de 200 millones anuales, contando desde 2004 a 2009, la deuda debería haber caído más de 1.200 millones de pesos. Eso nunca ocurrió.

Como los intereses se calculan sobre el total de la deuda y no sobre los vencimientos anuales, con una inflación del 10% solamente, la Provincia ya pagaba solamente los intereses que se habían generado. Es por eso que las alternativas para atacar el problema se están evaluando (ver Alternativas al incontrolable CER).

Por otro lado, la deuda provincial podría haberse reducido más si el Gobierno de San Juan no hubiese decidido seguir endeudándose como lo hizo en estos últimos años. Concretamente, el Gobierno ha tomado créditos con el Banco Interamericano de Desarrollo, donde ha bajado el financiamiento para diferentes planes que ya se están implementando. Si bien la Provincia estaba inmersa en una ley de responsabilidad fiscal, la que le ponía un tope al endeudamiento, nunca se superó la meta fiscal.

Si los créditos no se hubiesen tomado, la deuda sería menor aún. Pero lo cierto es que hoy la deuda provincial no es preocupante, sino controlable.

Comentá la nota