Deuda pendiente: Entre Ríos no tiene Ley de Turismo.

Hace más de dos años el proyecto fue enviado por el Ejecutivo a la Legislatura. Actualmente, está en Diputados con media sanción del Senado. Desde la la Subsecretaría de Turismo la consideran una herramienta clave.
A partir de la reunión que el 19 de diciembre pasado, luego que se presentara el Plan de desarrollo turístico sustentable, tuvo lugar en el despacho del gobernador Sergio Urribarri con la participación de diputados, en la Subsecretaría de Turismo, se tiene la idea que ciertas cuestiones quedaron acordadas y cuando se reinicie la actividad legislativa, “llevaremos adelante algunas acciones y quizá le encontremos una salida al tema de la ley y podamos contar con esta norma fundamental para estos años que se avecinan”, señaló el titular del área Adrián Stur.

Hace más de dos años, que el Poder Ejecutivo remitió el proyecto de ley provincial de turismo a la Legislatura. Tuvo media sanción en el Senado y el tratamiento se ha demorado en la Cámara de Diputados. “Quieren introducir modificaciones, se van generando conversaciones y creo que ahora hemos encontrado una salida para poder en los próximos meses darle un puntapié final a la ley”, estimó el funcionario.

Contar con esta norma se presenta como un hecho clave en el marco del crecimiento de una actividad que se ha ido posicionando como uno de los ejes de la economía provincial.

“En este marco de crecimiento y de alternativas de posibilidades que estamos generando, es fundamental contar con los productos. Nosotros ya hace dos años que venimos trabajando muy fuerte en el concepto de la calidad, y en el turismo de aventura, rural, de avistaje de aves,..., y necesitamos reglamentarlos y normarlos porque de otra forma, se hacen muy difíciles una cantidad de situaciones tales como los seguros y hasta la misma comercialización del producto”, argumentó.

No obstante la demora, consideró que eso se ha empezado a comprender y se “ha empezado a entender que no hay otra norma sobre la que podamos trabajar porque no hay una Ley de Turismo en la provincia y, en consecuencia, no existe la posibilidad de reglamentar absolutamente nada”, subrayó.

En ese sentido, indicó que “la ley nos da el marco de la reglamentación y esto se ha entendido en la última reunión que se realizó el día de la presentación del plan estratégico, el 19 de diciembre, con los diputados, en el despacho del Gobernador”. Comentó que “ahí se empezaron a acordar algunos términos y algunas acciones que llevaremos adelante cuando se inicie el período de sesiones y quizá, le encontremos una salida al tema de la ley y podamos contar con esta norma fundamental para estos años que se avecinan”.

Stur insistió que “es fundamental contar con la herramienta que es la ley de turismo. Esto se entendió y creo que se han salvado las cuestiones en las que no nos poníamos de acuerdo, y podremos tenerla en los próximos meses”.

La norma generará, entre otros aspectos, la posibilidad de normar toda la actividad y que los productos se puedan desarrollar. Crea ámbitos de debate y discusión como el Comité interinstitucional donde se pueden discutir los problemas que tiene la actividad -turismo involucra salud, vialidad, obras públicas- . La norma establece esa mesa en la que Turismo convoca a las otras instituciones para analizar el problema que su pudiera haber presentado.

También crea la Comisión provincial de turismo donde se discute la política turística de la provincia, con los representantes de cada uno de los municipios a los que se da una gran participación, enfatizó Stur.

En esa enumeración, el funcionario recordó que también se estructura el Consejo turístico donde todas las instituciones vinculadas a la actividad van a tener posibilidades de debatir y discutir objetivos, metas. Además, contempla el resguardo del turista y del prestador del servicio, la aplicación de sanciones a los que no respetan el desarrollo normal de la actividad o comercialicen un producto sin la calidad correspondiente, el trabajo en el marco del resguardo del medio ambiente y de la identidad cultural, mencionó.

En ese repaso del contenido del proyecto, especialmente recordó que “el artículo 1º obliga al organismo de Turismo a tener un plan estratégico para ser aplicado durante una gestión, lo que obliga a tener una visión de mediano y largo plazo y si existe otra idea, debe estar en ese marco. No podrán ser un par de ideas sueltas”, aclaró.

De municipios y asociativismo

El arquitecto Stur comentó que desde la Subsecretaría a su cargo “se está trabajando con los municipios para que empiecen a elaborar sus planes de desarrollo locales en el marco del plan de desarrollo provincial y del nacional, para tener una línea de trabajo y poder lograr ser afectivo en el desarrollo del destino”. Es así que el próximo paso será que los municipios hagan su plan local para poder trabajar en función de lo que es el destino en sí. Ante la consulta acerca de si están definidas las poblaciones entrerrianas con potencial turístico y aquellas en las que esta actividad podría considerarse inviable, la respuesta lejos de ser taxativa, no descartó posibilidades en ningún caso.

Apeló al ejemplo para graficar lo que se piensa. Tomó el caso de una de las últimas regiones marcadas en las que se está trabajando: el Paseo de las Colonias, sobre el norte del departamento Paraná, donde está María Grande, Viale, Cerrito, Pueblo Brugo, Hernandarias, Hasenkamp. “Si uno toma las localidades individualmente, en realidad, lo que tienen como potencial turístico es muy poco pero, cuando la asociamos con otra localidad se convierte en un factor importante en tanto le está agregando valor a la región. Si se toma Cerrito por sí sola, tal vez cueste mucho instalarla como destino turístico, del mismo modo Viale y otras. Pero si nosotros hacemos una oferta turística regional donde establecemos un circuito y decimos que en esta región tenemos termas -María Grande-, río y pesca -Pueblo Brugo y Hernandarias-, carnaval -Hasenkamp-, reservas ecológicas -Cerrito y otras-, fiestas importantes -la del Asado con cuero en Viale-, empieza a surgir un potencial importantísimo en la sumatoria de lo que cada una ofrece y se empieza a ser un lugar atractivo. La oferta empieza a ser interesante y a transformarse en un producto importantísimo en la sumatoria general”, subrayó finalmente Stur.

Stur: “Una nueva forma de trabajar”

Aunque se asigna gran relevancia a la ley, también se rescata como un gran avance haber concluido el Plan Estratégico de Desarrollo Turístico Sustentable.

El subsecretario de Turismo, Adrián Stur, lo definió como “la finalización de una etapa de posicionamiento de destinos, de reordenamiento no sólo de los productos sino también de los roles que cada uno tiene que jugar: empresarios, municipios y el Estado provincial” y, a la vez, como “el inicio de una nueva etapa con objetivos a mediano y largo plazo porque una vez que uno sabe cuál es el rol, sabe cómo tiene que trabajar en función de un plan estratégico”.

Insistió en que “conocido el rol que cada uno debe desempeñar y cómo debe trabajar dentro de ese plan empieza a pensar en planificar a mediano y largo plazo”.

En la elaboración del plan estratégico trabajaron en talleres más de 300 actores para delinear cuáles son los objetivos que cada uno tiene en función del turismo y de cómo ve a la provincia, con mediadores que procedían de las carreras de Turismo de la Universidad de Lanús y de la Facultad de Ciencias de la Gestión de la Uader.

“Con estas dos instituciones a la cabeza y coordinando los trabajos, se hicieron los talleres y se llegó a delinear lo que es hoy el plan estratégico sustentable que tiene objetivos a mediano y largo plazo, que fija cuáles son los programas sobre los que se va a trabajar y cuáles son las acciones”, indicó el entrevistado antes de afirmar que “es el inicio de una nueva forma de trabajar donde el objetivo central es generar la sustentabilidad del crecimiento que ha tenido la actividad y por supuesto, definir cuáles son los elementos o acciones que hay que llevar adelante para lograr esa sustentabilidad”.

En adelante, “la gran responsabilidad del Gobierno provincial, de las instituciones y de todos los actores que se involucraron es trabajar en función del plan estratégico”, asumiéndolo como “la columna vertebral con la que vamos a llevar a cabo todas las acciones en la provincia”.

Programas

Entre otros, están definidos y hay que trabajar sobre un “plan de inversión en infraestructura turística; las puertas de la provincia -tener accesos que conlleven la imagen y lo que estamos queriendo ofrecer desde Entre Ríos-, de señalización turística; en el mapa de oportunidades de inversión turística, lo que implica lograr definir cuáles son los destinos sobre los que se puede seguir invirtiendo y en qué, para orientar a los inversores tanto locales como externos sobre cuáles son los buenos negocios que pueden llegar a tener en la provincia”.

Otro proyecto es el asociativismo regional para la gestión turística y el desarrollo del territorio provincial. “Esto es lo que venimos trabajando, el esquema de las microregiones turísticas: cómo lograr asociar a distintos municipios en la comercialización de determinados productos. Es el caso de las aldeas alemanas, sobre el norte del departamento Paraná o el Paseo de las Colonias -Paraná, Villa Urquiza, Cerrito- donde se trata de generar, a partir de la asociación de los municipios, un producto turístico”.

Otro programa considerado fundamental, el de la “sensibilización turística para trabajar en la generación de conciencia turística local en los distintos destinos para que se entienda qué es el turismo, cuáles son los beneficios que genera, el movimiento económico que produce en cada comunidad, en fin lo que hace que una actividad pueda llegar a ser exitosa o no dentro de una ciudad”, sintetizó. El plan de marketing turístico es uno de los proyectos que como otros ya ha comenzado a ponerse en práctica, al tiempo que se busca financiamiento para poder aplicar otras de las propuestas definidas.

Comentá la nota