Detuvieron a 14 piqueteros por agredir brutalmente a un taxista

Detuvieron a 14 piqueteros por agredir brutalmente a un taxista
Fue ayer en el Congreso. Le pegaron y rompieron el auto frente a un policía.
Catorce piqueteros que ayer participaron de una marcha frente a la casa de Chaco, cerca del Congreso, para protestar por una represión policial en esa provincia fueron detenidos tras agredir brutalmente a un taxista que quiso atravesar el piquete que habían montado sobre la avenida Rivadavia.

Marcelo Torres circulaba por Rivadavia con un pasajero, minutos antes del mediodía, cuando tuvo que frenar la marcha de su Volkswagen frente al Congreso. No lo dejaban pasar. Hasta allí llegaba el grupo de cerca de 100 militantes del CUBa-MTR y del Movimiento Independiente de Desocupados Organizados (MIDO), que protestaba frente a la casa del Chaco, ubicada en el 322 de la avenida Callao, y que habían cortado la mitad de Rivadavia también.

Torres les pidió paso para llevar en forma urgente un pasajero, "a una sucursal de la Fundación Favaloro". Sin embargo, uno de los manifestantes, con el rostro tapado y un palo en la mano, comenzó a golpear el capot del coche. Rompió el vidrio delantero a palazos y dañó el resto de la carrocería. El taxista bajó del auto para frenar al agresor. Rápidamente, otros trece militantes, que también tenían las caras tapadas y llevaban hierros y otros objetos contundentes, se sumaron a la golpiza, frente a un comisario que no intervino inmediatamente.

Como consecuencia de los golpes, Torres sufrió un profundo corte en su cabeza por el que recibió tres puntos de sutura. Además, se retiró del lugar con la ropa ensangrentada, varios golpes en la espalda y el auto inutilizable. El pasajero, mientras tanto, pudo escapar antes de la agresión.

Tras el ataque, catorce manifestantes, nueve mayores y cinco menores, fueron detenidos por la policía y llevados a la comisaría 5. Se los acusó de "resistencia a la autoridad", entre otros delitos. Los menores fueron dejados en libertad durante la tarde.

La movilización había sido convocada por las agrupaciones de izquierda en reclamo de una audiencia con el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, "para pedir el desprocesamiento de los detenidos" en Resistencia. Hacían referencia a los hechos ocurridos el lunes pasado cuando tras una manifestación contra la supresión de contratos de trabajo y de becas de capacitación, fueron apresados veinte de los participantes. Sin embargo, a las pocas horas después recuperaron la libertad.

Si bien las primeras versiones señalaban al grupo Quebracho como autor de los ataques, Clarín se comunicó con Fernando Esteche, dirigente de la agrupación, quien negó rotundamente la versión: "Nosotros no tuvimos nada que ver. Estábamos en el Gran Buenos Aires. Aníbal Fernández ve fantasmas", señaló, en referencia al ministro del Interior quien responsabilizó a esa agrupación.

En la misma dirección se pronunció Oscar Kuperman, líder del CUBa-MTR: "Ese sinvergüenza confunde siempre. Los detenidos son nuestros y del Movimiento Independiente de Desocupados Organizados (MIDO). Quebracho es una organización hermana que no estuvo en el lugar", atacó. "Fue una pelea callejera con un taxista", afirmó. Tras las detenciones, Fernández dijo a TN: "Quien quiera manifestarse que lo haga, pero la situación no puede ser la agresión. Es una locura".

Comentá la nota