Detuvieron al empresario que organizaba las fiestas de Berlusconi

La policía italiana detuvo por supuesto tráfico de drogas a un empresario amigo del premier Silvio Berlusconi, Gianpaolo Tarantini, quien declaró haber llevado prostitutas (escorts) de lujo a las residencias romanas del jefe de gobierno, ajeno a este tráfico.
Tarantini fue arrestado en el aeropuerto de Bari, capital de Apulia (noreste de la península) acusado de tráfico de drogas y peligro de fuga, a la espera de que el juez decida convalidar la medida preventiva emitida por el fiscal.

El empresario había declarado a la fiscalía de Bari haber organizado 18 fiestas con mujeres para el premier, con el objetivo de conseguir favores políticos.

Tarantini también es investigado por pago de sobornos para obtener licitaciones oficiales en el campo de la salud y por tráfico de prostitución.

Empero, la detención del viernes, según el fiscal de Bari, Antonio Laudati, fue en respuesta a un supuesto tráfico de drogas, peligro de fuga y posible contaminación de las pruebas.

Hace unas semanas, los diarios La Stampa de Turín y el Corriere della Sera publicaron declaraciones del empresario ante la justicia, donde afirmaba que entre setiembre de 2008 y febrero pasado unas 30 prostitutas y/o mujeres-imagen (que vanpara "figurar"), habrían participado en 18 fiestas en las residencias del premier (Roma y Porto Rotondo, Cerdeña) a

cambio de dinero, pero admitió que Berlusconi desconocía este tráfico.

El jefe del gobierno declaró que era una calumnia hablar de un presunto tráfico de prostitución en las fiestas organizadas en sus residencias.

Según sus declaraciones, las muchachas, que después de participar de las fiestas regresaban al hotel, recibían los gastos correspondientes a los pasajes de avión y de alojamiento.

Las que pasaban la noche con el primer ministro eran recompensadas con 1.000 euros.

El nombre de Tarantini, de 34 años, saltó a la primera plana en relación con el caso de la prostituta de lujo Patrizia D'Addario, que dijo haber pasado una noche con Berlusconi en la residencia romana de Palacio Grazioli y depositó ante la fiscalía de Bari videos, fotos y grabaciones de sus visitas al jefe del gobierno.

Según la fiscalía, Tarantini habría utilizado prostitutas o y/o mujeres-imagen con el objeto de obtener contactos útiles en ambientes políticos para sus actividades empresarias.

Militares de la policía de Bari están en Roma, desde el viernes, para escuchar a algunas de las muchachas utilizadas por el empresario para participar en las fiestas del premier.

Ocho mujeres fueron convocadas para declarar.

Otro grupo de mujeres había sido interrogado el jueves en Milán.

Los investigadores quieren controlar la autenticidad de las declaraciones de Tarantini en el interrogatorio de fines de julio.

La mayoría de las mujeres no habría confirmado a los investigadores el relato del empresario.

La fiscalía de Bari abrió dos investigaciones paralelas: una sobre droga y explotación de la prostitución y otra sobre los vínculos entre salud pública y política en Apulia (noreste de la península).

Comentá la nota