Detrás, la crisis

Por CECILIA SOBERÓN

En medio de numerosos festejos por el mes aniversario de la ciudad, se presentó esta semana el presupuesto del Municipio para el año 2010, por aproximadamente 106 millones de pesos.

En medio de numerosos festejos por el mes aniversario de la ciudad, se presentó esta semana el presupuesto del Municipio para el año 2010, por aproximadamente 106 millones de pesos.

En contextos de escasez y cuando los recursos van en descenso, Ramón Rioseco suma 40 millones de pesos en presupuesto. Aunque todavía no se conocen detalles de la distribución, tanto desde el Concejo Deliberante como desde el Ejecutivo Municipal se informó que la mayor parte del aumento de recursos está destinado a obra pública.

El origen de estos fondos es principalmente el Plan Plurianual de Viviendas de Nación y también la Ley provincial 2.615, por el que se acordó la extensión de los contratos petroleros.

Junto con el incremento de la recaudación, impulsada por el pago de los terrenos recién otorgados y las obras bajo contribución de mejoras, el aumento del monto global del presupuesto indica que el 2010 será otro año signado por la obra pública.

Pero el árbol no debería tapar el bosque. Detrás de los recursos extraordinarios para nuevos proyectos, subyace la crisis. El municipio de Cutral Co no está dispuesto a incrementar más los gastos corrientes, incluso intentará bajar en todo lo que sea posible la masa salarial a partir de la jubilación de empleados que cumplieron la edad. Estos puestos de trabajo son reemplazados por "monotributistas", empleados precarizados que cumplen la misma función pero no tienen los beneficios sociales del trabajo en relación de dependencia. Es bueno para el descenso de los gastos corrientes, malo para quienes cumplen con las tareas dentro del Municipio en estas condiciones.

Administración

A Rioseco le gusta decir que como político es de "izquierda" pero para administrar es de "derecha". Así que no duda en cortar servicios de teléfono, como ocurrió en la mayoría de las dependencias municipales en el último mes. Se asegura que al inicio de la gestión se gastaban 40 mil pesos en teléfono y ahora bajó a menos de la mitad. Mucho más ahora que ni siquiera en intendencia tienen salida a teléfonos de larga distancia.

Hasta dónde llegará Rioseco con el ajuste "de derecha" no se sabe, aunque algunos signos son preocupantes como la protesta de algunos "monotribustistas" que no recibieron su pago en tiempo y forma. El hilo más fino serán los proveedores, como ocurre en cada administración en crisis. Cutral Co por ahora le esquiva a los problemas, ojalá que pueda seguir así.

Comentá la nota