Detienen al Segundo Jefe del aeropuerto por la causa ESMA

La detención de Alomar la efectuó la Policía Federal en la ciudad de Río Grande el pasado lunes por la noche, bajo un marcado hermetismo. Se trata del Segundo Jefe del aeropuerto local y marino retirado, habiendo ocupado en su momento la jefatura de la Base Aeronaval «Hermes Quijada». Ahora está acusado de «privación ilegítima de la libertad y torturas», junto a otros once marinos que fueron detenidos por orden de un juez federal de Capital Federal.
La orden de detención partió del juez Federal Sergio Torres en Capital Federal, quien envió un exhorto a la jueza Federal en Río Grande, la Dra. Lilian Herráez; quien ejecutó el lunes por la noche la orden de detención para Juan Arturo Alomar.

El Jefe del aeropuerto local, se vio involucrado de esta manera en la megacausa por crímenes de lesa humanidad en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, ESMA, durante la pasada dictadura militar, por lo que se ordenó su detención junto a otros once ex marinos que fueron aprehendidos en distintos puntos del país.

Además de Alomar, el juez Torres, dispuso las detenciones de otros supuestos represores; Hugo Siffredi, Randolfo Scacchi, Francisco Di Paola, Luciano Becerra, Guillermo Horacio Pazos, Omar Alonso Eyzaguirre, Daniel Humberto Baucero, Héctor Francisco Polchi, Antonio Rosario Pereyra, Orlando González y Rodolfo Oscar Cionchi.

Alomar al igual que sus ex camaradas son formalmente acusados de los delitos de «privación ilegítima de la libertad y torturas» a personas que estuvieron cautivas en la ESMA, por lo cual serán indagados.

Traslado en la madrugada

Juan Arturo Alomar fue detenido por personal de la delegación Río Grande de la Policía Federal, actuándose de manera singular desde esta fuerza en una negativa reiterada ante cada consulta periodística, como debiendo cierto grado de «camaradería» para con el detenido.

A pesar de ello, desde la Policía Provincial confirmaron la reclusión de Alomar en la Unidad de Detención Nº1 de la ciudad de Río Grande, en una pequeña oficina que fue acondicionada a tal fin, ya que este presidio no cuenta con un pabellón para aislar a un ex integrante de una fuerza de seguridad de la población carcelaria común.

Finalmente, esta madrugada, se esperaba que una comisión de la Policía Federal retire a Alomar de la unidad carcelaria para que lo traslade rumbo al aeropuerto de la ciudad de Ushuaia, donde abordará un vuelo de línea que lo dejará en su lugar de detención en Campo de Mayo junto a otros marinos.

Hasta el momento no trascendió la acusación formal y los hechos que concretamente se le imputan a Alomar en el marco de una causa que investiga crímenes.

Comentá la nota