Detienen a un comisario por robar ropa en un shopping

En cuanto salió del local, sonaron las alarmas y él empezó a correr. Los custodios del negocio salieron detrás suyo y también los vigiladores del shopping. Corrió y corrió entre la gente. Alcanzó a salir a la calle, pero ahí no pudo sortear a dos policías de la comisaría 21a, que lo detuvieron. Escapaba con 3.000 pesos en ropa, que llevaba puesta. Trató de justificar el hecho diciendo que lo hacía porque estaba desocupado. Pero era mentira: los agentes comprobaron que se trataba de un comisario inspector de la Bonaerense, cuyo sueldo es de $5.400
El inspector detenido fue identificado como Juan Pablo Adín Mindurry, de 41 años, quien trabajaba en la Jefatura Departamental Pergamino. Antes había sido jefe de una comisaría de Bahía Blanca y de la Distrital de Zárate. Su hermano Gustavo también es policía de la Bonaerense y tiene el cargo de capitán (comisario).

El Ministerio de Seguridad bonaerense informó que, a raíz del hecho, el inspector Adin Mindurry fue desafectado de la fuerza hasta que la Justicia resuelva su situación procesal. Pero como el policía fue detenido in fraganti, es seguro que terminará expulsado.

Todo comenzó el martes a las 20.30 en el local Zara ubicado en el primer piso del shopping Alto Palermo, en Santa Fe y Coronel Díaz, en Barrio Norte. Según dijeron a Clarín fuentes policiales y voceros del centro comercial, como cualquier otro cliente Adín Mindurry tomó varias prendas y entró a uno de los probadores. Minutos después, salió y caminó hacia la puerta. Hasta ese momento, nadie le había prestado atención.

Cuando cruzó la puerta del local, la alarma comenzó a sonar. Perseguido por vigiladores de Zara y del shopping, y monitoreado por las cámaras de seguridad, Adín Mindurry corrió y llegó a la calle. Pero a los pocos metros fue detenido sobre la avenida Coronel Díaz, casi llegando a Arenales.

Mientras el inspector era llevado a la comisaría 21a, otros agentes de esa seccional fueron hasta el local de Zara y allí, junto a testigos y empleados, comprobaron que en el probador usado por el policía estaban los sensores de las alarmas y las etiquetas de las prendas que se había robado. También estaba allí su propia ropa, que había descartado. Adín Mindurry fue detenido con zapatos de Zara, dos pantalones (se había puesto uno encima de otro), dos camisas, un pullover y un par de prendas más, informaron las fuentes consultadas por Clarín. No había pagado nada.

Según los voceros, al principio el imputado ocultó que era policía y dijo que era "un desocupado que no tenía plata" y que estaba en estado de "indigencia". Pero su mentira duró muy poco. Más tarde, cuando fue identificado, se comprobó que era un inspector de la Policía Bonaerense y que era uno de los jefes de la Departamental Pergamino, en la zona norte del interior de la provincia.

El policía fue acusado de robo en grado de tentativa y quedó a disposición del juez de Instrucción porteño Rodolfo Cresceri, quien lo excarceló. Por tratarse de un caso de flagrancia, el expediente fue remitido a la fiscalía en turno para que en 15 días solicite que el caso sea elevado a debate oral o se resuelva en juicio abreviado.

Medios gráficos de Zárate, donde Adin Mindurry prestó servicio en dos oportunidades, recordaron ayer que había tenido que abandonar su cargo en esa ciudad en el marco de la investigación de la dudosa muerte de un detenido llamado Juan Manuel Bordenave (28) en un calabozo de una comisaría que tenía a cargo.

Comentá la nota