No se detiene el aumento de la carne vacuna local

La carne vacuna experimentó este mes un aumento acumulado de más del 25 por ciento en el precio, debido al poco stock disponible para satisfacer a la demanda actual. Esto alcanza a los diferentes cortes tanto de vaca como de novillos, novillitos, novillitos especiales y ternera. Además, el precio del cerdo se disparó y el pollo tuvo su suba estacional.

Manuel Barbieri, comerciante del rubro, dijo que a principios de este mes la carne vacuna tuvo un aumento, pero que el lunes de la semana pasada los distribuidores anunciaron una nueva suba, que "no podrá absorberse y tiene que trasladarse indefectiblemente al mostrador, es decir, a los consumidores".

Según explicó, el precio de la carne "al gancho" -de los mayoristas a los comercios- sube un peso por kilo, que al sumarse los costos operativos y de personal se convierte en una suba de dos pesos por kilo al consumidor.

En la categoría vaca, la pulpa pasó a costar entre 12 y 14 pesos, mientras que debe pagarse entre 20 o más si la pulpa es de novillito. En costilla hay mucha variedad, con precios entre 8 y 14 pesos según la calidad. El vacío cuesta unos $2,50 más que la costilla, es decir, entre $10,50 y $16,50 según sea de vaca, novillo u otra categoría.

Barbieri explicó que hay escasez de carne vacuna porque factores climáticos tan opuestos como inundaciones o sequías hicieron que los productores no quieran vender su ganado en condiciones no óptimas para no perder dinero.

Llega poca hacienda a los frigoríficos y la demanda sigue siendo la misma, sino mayor por la cercanía a las fiestas. Para cumplir con la demanda, dijo que se recurrirá a la carne formoseña, que también estará más cara.

Para el comerciante, este segundo aumento fue "una mala noticia" porque, finalizadas las fiestas se prevé un mes "muy complicado" en cuestión de ventas. "Enero va a ser un mes muy difícil para el sector", dijo, al tiempo que descartó un nuevo aumento para las próximas semanas porque ya desalentaría aún más el consumo.

Mientras, el aumento registrado en el pollo, es algo esperable por ser estacional. En las fiestas se consume mucho y por obvia dinámica de la ley de mercado, su precio aumenta de manera directamente proporcional a la demanda.

En cambio, la fuerte suba del cerdo sí sorprendió: tuvo una suba de unos 3 pesos por kilo. Así, por ejemplo, un carré de 3 kilos cuesta actualmente 60 pesos. "Argentina no se autoabastece de cerdo, sino que lo importa de Brasil, y allá también les están faltando kilos. Eso provocó también un aumento que es muy notorio en este producto", explicó Barbieri.

Comentá la nota