Las detenciones del “vivero exótico” se resolverían el viernes: el eje es el dolo, es decir si sabían que las plantas contenían psicotrópicos.

Todo indica que la decisión que tome el juez Antonio Saladino entre el viernes (si las audiencias no se traban) y el sábado ó domingo (si se complica) sentará precedente a nivel nacional, en un momento donde los cultivos exóticos crecen en todo el país. El magistrado debe definir si los tres olavarrienses detenidos este miércoles siguen detenidos y si el caso pasa a la Justicia Federal. La situación puede complicarse si el juez entiende que los responsables del vivero vendían las plantas sabiendo que su uso principal era producir psicotrópicos.
Este viernes a la tarde, el juez de Garantías Antonio Saladino, decidirá sobre los pedidos de detención (Fiscalía Nº14) y de liberación (solicitado por el defensor) que definirán la situación de los tres olavarrienses detenidos el miércoles por la tarde en el vivero de calle 146 al 900. Saladino debe definir por una o por otra cosa, obviamente, y si avanza en la detención también debe decidir si pasa la causa al Juzgado Federal, por la cantidad de plantas secuestradas.

Es una resolución compleja. El miércoles a la tarde, policías federales locales con apoyo de otros de Mar del Plata (que llegaron con biólogos especializados) secuestraron tres camionetas de plantas, sobre todo cactus, en la quinta de cultivos exóticos de Olavarría mencionada más arriba.

Al mismo tiempo, detuvieron a tres personas, por las plantaciones y por vender a través de Internet los vegetales y semillas, a distintos lugares del país y del mundo. Los tres siguen demorados en Azul.

Este jueves, el abogado defensor del dueño del vivero, el letrado azuleño Eduardo Lapenta, le dijo a infoeme.com que hace tiempo presentó una solicitud ante la Justicia Federal con asiento en Azul, para que esa instancia y el Ministerio de Salud establecieran si las 30 especies que cultiva su cliente son estupefacientes prohibidos. Nunca les contestaron.

Pero este viernes la cuestión no se definiría por esa variable, al menos no únicamente.

Fuentes judiciales le dijeron a este Diario On Line que Saladino puede definir el tema el viernes o, si se atrasan las audiencias, pasarlo para el sábado o el domingo.

Y que allí el magistrado considerará un punto en especial: si los olavarrienses que explotaban el vivero sabían que las plantas y semillas que comercializaban tenían como destino principal ser sometidas a ciertos procesos que derivaban en la producción de sustancias psicotrópicas.

En ese caso, Saladino puede entender que la venta sistemática de las plantas ``implica dolo (intención de delinquir)´´, de acuerdo a las fuentes consultadas. Esas mismas fuentes pusieron ejemplos: ``si un zapallo contiene sustancias que pueden producir estupefacientes y el frutero que lo vende lo vende como zapallo, no hay dolo; pero si en vez de venderlo un tipo que no sabe lo vende uno que sabe que contiene psicotrópicos, entonces lo hace con intención de comercializar otra cosa que no es zapallo para comer´´.

En ese caso, las detenciones seguirían en pie. Y si es así, el juez analizará si le pasan la causa al Juzgado Federal: la Justicia provincial solamente entiende en secuestros de baja cantidad de droga, pero en este caso (siempre que se lo considerara una droga ilegal) la cantidad y el sistema de comercialización no son del nivel de consumo personal o venta minorista. Y deben pasar a la órbita federal.

Comentá la nota