Detectaron una nueva maleza en Santa Cruz

Puerto Deseado, (C).- Profesionales del laboratorio de Ecología de Pastizales del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN), la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz del INTA, el SENASA y el Consejo Agrario Provincial presentaron en Río Gallegos un informe sobre invasión por plantas del género Hieracium en Santa Cruz.
En distintos relevamientos realizados en la región en el marco de un proyecto financiado con el aporte del Consejo Federal de Inversiones (CFI), los profesionales detectaron la presencia de Hieracium pilosella en Cabo Vírgenes y Hieracium praealtum en el sur oeste de la provincia (Río Turbio).

A través de una publicación informaron que "estas plantas han invadido pastizales en varios países del mundo, donde han ocasionado severos daños económicos y ecológicos, entre ellos, drásticas disminuciones en la capacidad de carga ganadera". Precisaron que estas malezas son muy dañinas: al reemplazar a las especies del pastizal nativo ocasionan una pérdida de la biodiversidad y una disminución en la calidad del forraje y en consecuencia de su productividad ganadera. Los investigadores informaron que "en algunos países, los campos con invasiones severas son abandonados ante la imposibilidad de una explotación ganadera":

El responsable del área de Pastizales de la EEA Santa Cruz, dr. Gabriel Oliva, comentó a La Opinión Austral de Río Gallegos que "estas invasoras reemplazan al pasto de buena calidad, lo que disminuye la producción de forraje" y alertó que "también afectan la conservación del medio ambiente, porque reemplazan a las plantas y flores nativas".

Oliva explicó que "es muy importante tratar de detectar la presencia de la maleza, para instrumentar medidas de control ya que los pequeños focos se pueden combatir con herbicidas, tareas de labranza y fertilización". "En las zonas que están muy afectadas hay que pensar en medidas de control más amplias, por ello para el año que viene estamos promoviendo en un proyecto de control biológico, generado a partir de la experiencia desarrollada en Chile y Nueva Zelanda", agregó.

Por último, recomendó que para evitar la proliferación de esta especie exótica "quienes desarrollan pasturas utilicen semillas certificadas y no se dejen campos laboreados sin sembrar, porque se facilita el desarrollo de estas malezas". También recomendó que "se haga un monitoreo para identificar a la maleza, fundamentalmente durante los meses de floración, en diciembre y enero".

Monitoreos para controlar el avance de malezas

Por su gran capacidad de invasión, la maleza Hieracium pilosella –que ha invadido todo el norte de Tierra del Fuego - afecta a la producción y el medio ambiente. Impide el normal desarrollo de los pastizales, compitiendo con la mayoría de las especies que lo integran, disminuyendo en consecuencia la receptividad de los establecimientos ganaderos.

Es considerada una plaga cuarentenaria debido a su capacidad de causar importantes daños económicos, lo que significa que además de interferir directamente en la cantidad o calidad de la producción su presencia en nuestro territorio podría convertirse en un obstáculo para la comercialización de algunos productos agropecuarios, como ser semillas de pasturas y heno, entre otros.

En tanto, Hieracium praealtum forma extensos manchones "de varias hectáreas de superficie que desplazan a las plantas nativas y amenazan a la productividad ganadera", en la zona de Río Turbio y más recientemente en el Parque Nacional Monte León, donde ha invadido un mallín.

Los especialistas explicaron que para avanzar en el control de la invasión en la provincia de Santa Cruz es importante informar sobre su identificación o detección a las delegaciones del SENASA, el Consejo Agrario Provincial o el INTA.

Son hierbas perennes pequeñas y rizomatosas que crecen en forma de roseta. Se caracterizan por tener inflorescencias amarillas, estolones (tallos rastreros que pueden originar una nueva planta) y pelos en las hojas.

Existen especies nativas del género Hieracium en la zona cordillerana, pero éstos "son similares en su apariencia a las exóticas pero carecen de estolones".

Comentá la nota