Detectaron evasión millonaria en Cargill

No declaró 140 mil metros de superficie construida en la planta que la multinacional posee en Puerto General San Martín, por un valor de 575 mil pesos. Tiene un día para depositar el monto de las deudas.
Unos 30 inspectores de la Subsecretaría de Ingresos Públicos provincial, del Ministerio de Trabajo y de Fiscalía de Estado, desembarcaron este martes por la mañana en la planta que la multinacional Cargill posee en Puerto General San Martín, donde detectaron una larga lista de irregularidades.

Una de las más graves es que no habían declarado 140 mil metros cuadrados de superficie construida, por un valor de 575 mil pesos. La empresa que está primera el ranking de las exportadores del complejo agroindustrial pagaba hasta 2008 un valor casi simbólico: 13 mil pesos por año por tres plantas y puertos en la provincia.

Treinta inspectores entraron a la planta de Puerto General San Martín y se toparon con la primera sorpresa. A pesar de que en los registros de la Bolsa de Comercio habían ingresado a los puertos de la zona 2.417 camiones, en la planta de Cargill no había ninguno. Lo que pasa es que –según detectaron los funcionarios– la multinacional, que posee tres plantas en territorio santafesino, no paga la patente de ningún camión en la provincia.

Después, ya en las oficinas, los inspectores de la Subsecretaría de Ingresos Públicos provincial, capitaneados por Teresa Beren, revisaron los balances de la firma y exigieron una serie de documentación que tenían que aportar. "Esta compañía que facturó, según los balances de 2008 que revisamos, 21.000 millones de pesos, un 25% más que el presupuesto de gastos de la provincia, tiene 24 horas para hacer efectivo el depósito de las deudas. De lo contrario se tomarán las medidas que correspondan", adelantó la funcionaria. Analizan librar un embargo a la compañía si no se pone en caja en las próximas horas.

Beren detalló –en diálogo con Crítica de Santa Fe– que se detectó que "esta empresa no declaró a la Provincia 140 mil metros cuadrados en esta planta". Además de la evasión en el impuesto Inmobiliario, la subsecretaria de Ingresos Públicos provincial reconoció que hay otras presuntas irregularidades en otros tributos, como Ingresos Brutos y Sellos. "Después de que se hicieran los relevamientos, que se iniciaron en diciembre pasado, se siguió investigando y se detectó que esta empresa aparece exenta en el pago de Ingresos Brutos en las 24 jurisdicciones del país", dijo.

En diciembre pasado, la Subsecretaría de Ingresos Públicos provincial inició un operativo de fiscalización en las terminales portuarias del Gran Rosario, donde se centraliza la exportación de granos. En marzo pasado, se informó que se habían detectado 785 mil metros cuadrados de superficie construida –en su mayoría en centros de almacenaje de granos– no declarada en 38 puertos que están ubicados en el Gran Rosario, entre Timbúes y Villa Constitución. Por allí sale el 60 por ciento de las exportaciones santafesinas.

La superficie no declarada por los grandes jugadores del negocio agroindustrial, que durante los últimos diez años han realizado inversiones millonarias en el complejo sojero, equivale a 80 manzanas de una ciudad o a 71 mil viviendas de un Fonavi.

La inspección que ahora se realizó en Cargill es para seguir con los controles y sumar información a las fiscalizaciones que se realizan desde el gobierno provincial. Y Cargill, por lo que señaló Beren, es una de las empresas emblemáticas, donde "más se han encontrado irregularidades, que son necesarias ordenar".

"Necesitamos reformar el impuesto inmobiliario para las grandes empresas. Es irrisorio que una compañía de este tipo haya pagado 13 mil pesos por año de impuesto inmobiliario", dijo Beren a Radio Dos.

Comentá la nota