Detectaron cincuenta casos de gastroenteritis en niños de San Luis

Los médicos del sistema de salud de la ciudad atendieron a la cantidad de chicos durante los últimos 15 días, con cuadros de diarrea y fiebre producidas por dicha enfermedad, que provoca inflamación e irritación de la membrana interna del intestino y que puede ser causada por un virus, una bacteria o parásitos.

Los casos comenzaron a registrarse hace 15 días en los barrios Tibiletti, Los Vagones y Virgen de Luján ubicados en la zona sur-este de la capital. Aunque los profesionales médicos no descartan ninguna posibilidad, es muy probable que el contagio haya sido por la mala calidad del agua de la zona.

El Ministro de Salud, Julio Quevedo, informó que la salud de los niños afectados no corre ningún riesgo, ya que están recibiendo tratamiento en sus hogares y agregó que si bien la infección no representa un riesgo para la vida, "no quiere decir que no vayan a presentarse nuevos casos en el futuro, debido a que la cadena de contagios puede ser de una persona a otra". Dijo que el pequeño brote pudo deberse a varios factores como alimentos en mal estado, falta de higiene, condiciones ambientales o a la mala calidad del agua".

El funcionario aseguró que el personal del área de Epidemiología realizó trabajos de recolección de muestras de agua y alimentos para que sean sometidos a pruebas de laboratorio, que permitirán conocer las causas por las que la enfermedad se difundió. También visitaron los comercios y viviendas para verificar la situación sanitaria de las instalaciones. Los datos que arrojen los estudios, formarán parte de un informe que el ministerio presentará el lunes.

Aunque la gastroenteritis es una infección típica de la época del año, es probable que el agua haya sido el agente que desencadenó el contagio, ya que un mismo ramal es el que abastece a toda la zona geográfica dónde surgieron los casos. No obstante, no descartarán las demás hipótesis hasta contar con resultados de la investigación.

Quevedo destacó que si bien la presencia del cuadro infeccioso es real, el número de afectados está por debajo de los registrados en 2008, cuando la cifra ascendió a más de cien.

La jefa de prensa del Ministerio de Salud, María Paz Ruggeri, anunció que están en las instancias finales de la preparación de una campaña que difundirán por los medios de comunicación, sobre la importancia de prevenir la diarrea, que es motivo de deshidratación en niños en etapa de lactancia. La vocera dijo que las sequías y la falta de del elemento líquido contribuyen en la gestación de infecciones, por lo que pedirán a los padres que laven y cocinen bien los alimentos; que coloquen una gota de lavandina por litro de agua y que los chicos la lleven desde sus casas para consumirla en las escuelas.

Comentá la nota