Detectan cinco casos de fraude eléctrico en distintas zonas de la ciudad

Personal de EDEA detectó cinco nuevos casos de fraude eléctrico en diferentes zonas de la ciudad, merced a una serie de operativos desarrollados tanto en viviendas particulares como en locales comerciales, que en su mayoría a pesar de no contar con medidor continuaban consumiendo energía.
En un comunicado de prensa, se explicó que para llevar adelante los trabajos, EDEA dispuso de la participación de personal del Area Normalización de Pérdidas, apoyados por efectivos policiales y un escribano público, que tomó nota de lo actuado para dar curso a las acciones judiciales que correspondan.

En principio, las inspecciones se centralizaron en la manzana comprendida por calles Tetamanti, 12 de Octubre, Fitte y El Cano, donde se retiró una conexión trifásica conectada a la red de distribución de EDEA que en su recorrido, sin pasar por medición alguna, ingresaba por techos de galpones, bifurcándose luego a distintas construcciones existentes en el lugar.

Los operativos continuaron luego en la calle 1° de Mayo al 3600, donde se normalizó una conexión directa en vía pública que partía de la caja de medición de un vecino y exteriormente ingresaba a la propiedad lindante, presentando suma peligrosidad para terceros pues los cables clandestinos estaban al alcance de cualquier persona que transitara por la vereda del lugar.

Asimismo las acciones contra el robo de energía se desarrollaron sobre suministros ubicados en Salta al 1300, donde se encontró una conexión directa monofásica que partía de una columna de alumbrado ubicada sobre calle 9 de Julio, luego se extendía por los techos de propiedades vecinas hasta ingresar a una vivienda, todo de forma totalmente irregular y riesgosa. La situación se normalizó cortando la conexión y retirando el cable en cuestión.

También se encontraron irregularidades en suministros en la calle Italia al 1800, allí se retiró una conexión directa monofásica que tomaba de la línea de distribución de EDEA, recorría el techo del vecino e ingresaba a una vivienda.

El operativo concluyó en la casona ubicada en Sarmiento al 2400, donde se encontró una conexión directa monofásica en caja de toma que alimentaba sin medición alguna a la vivienda donde se desarrolla una feria de tipo americana.

En todos los casos, una vez detectadas las irregularidades, de inmediato se procedió a normalizar el servicio y retirar las conexiones que ofrecían peligro para la integridad física de las personas habitantes de los respectivos domicilios.

Cabe destacar que una vez detectado el fraude, la Empresa está facultada a cobrar el consumo estimado en hasta cuatro años hacia atrás.

Responsables del Area de Normalización de Pérdidas, a cargo de los operativos, indicaron que las acciones contra el robo de energía continuarán desarrollándose de igual modo, tanto en horarios diurnos como nocturnos.

Comentá la nota