Detectan casi mil jubilaciones “dobles”

Detectan casi mil jubilaciones “dobles”
Son pasivos que cobran en la Caja provincial y en la Anses desde hace 5 años. El perjuicio anual asciende a $ 42 millones.
La semana pasada, alrededor de 40 jubilados se presentaron en tandas y días diferentes en las oficinas de la Caja de Jubilaciones. Pero no lo hicieron para percibir o tramitar algún nuevo beneficio. Por el contrario, esta vez son ellos los que, aparentemente, tendrán que pagar por haber cobrado en forma indebida.

Es que el organismo previsional ha iniciado un agresivo operativo para dejar de abonar por beneficios que no corresponden y recuperar la mayor cantidad de dinero posible que, en algunos casos, habría sido embolsado ilegalmente durante más de 10 años por personas que cobran una doble jubilación.

La medida fue confirmada a La Voz del Interior por el secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano, quien señaló que las acciones son el resultado de una auditoría realizada durante el año pasado "con cruzamiento de datos y depuraciones para minimizar los riesgos de error".

Resultados. Doble jubilación. Son personas que cobran una jubilación en la Caja provincial y otra por la Anses. Hay 954 pasivos sospechados que perciben un haber promedio de 3.366 pesos, por lo que generan una erogación anual de 41,7 millones de pesos. Se calcula que el promedio de períodos a recuperar por cada beneficiario es de cinco años. Aunque resta afinar los cálculos, la Caja apunta a recuperar alrededor de 200 millones de pesos (a razón de 210 mil pesos por cada caso).

Giordano ratificó que ya están en la calle 214 citaciones en las que se convoca a los beneficiarios para aclarar la incompatibilidad detectada. "Se empezó por los que tienen haberes más altos", agregó el funcionario. El beneficio medio de quienes integran ese grupo ronda los 5.400 pesos.

Si los citados no concurren o no pueden justificar el doble cobro, automáticamente dejan de percibir el beneficio provincial. La Caja espera dejar de erogar 14 millones de pesos anuales desde este mes e iniciar el cobro de los períodos anteriores. Giordano indicó que el cruzamiento de datos permitió establecer que hay pasivos en situación irregular que tienen 14 inmuebles a su nombre o siete vehículos.

Además, en este primer grupo figuran 26 personas que en su momento presentaron un amparo por el recorte de haberes.

"Nuestro nivel de error es muy bajo. Hasta ahora, no está más arriba de dos o tres por ciento. Se presentaron más de 40 personas y sólo en un caso podría estar justificado el doble cobro", apuntó Giordano.

Jubilados activos. Se detectaron 424 casos de personas que cobran una jubilación y trabajan como asalariados (281 son empleados públicos y 143 están en el sector privado). El haber promedio es de 3.805 pesos y su suspensión implicaría dejar de erogar 21 millones de pesos anuales. Hay 20 que presentaron amparos por el recorte jubilatorio.

No tan inválidos. También hay 88 beneficiarios que cobran una jubilación por invalidez y a la vez trabajan en relación de dependencia o por cuenta propia. El haber promedio es de 2.116 pesos y traccionan un desembolso de 2,4 millones de pesos al año.

En total, habría 1.466 anomalías por 65,1 millones de pesos al año. Los beneficiarios que reciben en forma simultánea y compatible una prestación nacional y otra provincial son 16.591 (20 por ciento del total de pasivos provinciales). Sumados todos los ingresos consolidados, la Caja cerró 2008 con un déficit de 250 millones de pesos.

Irregulares

El más alto. Uno de los casos por doble jubilación apunta a un pasivo que cobra 23.558 pesos. Sería un ex miembro del Poder Judicial.

Por cuatro. También se investiga a una persona que percibe alrededor de 28 mil pesos por jubilación y pensión, pero que además cobra jubilación y pensión nacionales.

Tiempo. En promedio, las anomalías se arrastran desde hace cinco años, aunque hay casos que superan los 10 años.

Comentá la nota