Detectan dos camiones municipales bajando granza en un feed lot privado: el caso se ramificó hacia esferas superiores

La investigación comenzó por una denuncia que motorizó a controles municipales. Encontraron los camiones `in fraganti´ y les tomaron fotos. La descarga de granza amarilla fue en un feed lot ubicado a 1.000 metros al Norte de 226. Pero cuando los choferes empezaron a declarar, aseguraron que tenían órdenes de superiores. Incluso el capataz mencionó que estaba autorizado por la superior del área, la secretaria de Obras Públicas, Margarita Arregui. En las próximas horas el incidente debería aclararse.
Un episodio que comenzó como una investigación de irregularidades de dos empleados terminó más tarde con inesperadas derivaciones, cuando los operarios sorprendidos en sendos camiones municipales aseguraron que tenían permiso de superiores para trasladar granza comprada por el Municipio a un feed-lot privado.

Y ya en la Comisaría todo se complicó más cuando el superior de ambos, y director de la Comuna, aseguró que el traslado contaba con el visto bueno de la secretaria de Obras Públicas, Margarita Arregui.

Todo comenzó en la mañana del lunes cuando (de acuerdo a lo que figura en las constancias policiales de la división de Patrullas Rurales) el Municipio recibió una denuncia de testigos que aseguraban que dos camiones de la Comuna estaba descargando granza amarilla en un feed lot al que se llega doblando al Norte en el Camino a los Peregrinos, a la altura del primer limitador de velocidad.

Por ese camino, cruzando 1.000 metros la Ruta 226, están el feed lot que sería de propiedad de Antonio Mendizábal, según las mismas actuaciones. Allí llegaron funcionarios de Control Municipal, que tomaron algunas fotos, y luego la Patrulla Rural.

De inmediato se trasladó a los dos camiones, un Ford y un Mercedes Benz a la repartición que funciona en la Sociedad Rural, lo mismo que los choferes. En el lugar, cuando prestaron declaración dijeron que el material proviene de la cantera Galli de Ruta 60 y Colón, y que su superior, el director de Caminos Mario Schwab, les daba autorización para trasladar el material ``en los momentos de descanso´´.

Más tarde, al prestar declaración Schwab, el funcionario dijo que esos viajes de material contaban con la autorización de la secretaria de Obras Públicas, Margarita Arregui.

Al frente de la investigación quedó el fiscal Martín Pizzolo, quien deberá resolver una causa donde hay elementos de evidencia y denuncia de un área del Municipio que deja caer responsabilidades en otra, de mucho peso político.

Comentá la nota