Detallado mapa del horror represivo

Fue presentado por el antropólogo Juan Nobile ante el Tribunal Oral Federal Nº 1 y en su redacción trabajó Miguel Nievas, miembro del EAAF. Detalla asesinatos, desapariciones, lugares de reunión de detenidos políticos, entre otros datos.
"En el Sur de la provincia de Santa Fe, se registraron un total de 442 casos, que se dividen en 238 Desaparecidos y 204 Asesinados". Así comienza el informe que el Equipo Argentino de Antropologia Forense (EAAF) realizó para contabilizar los crimenes de lesa humanidad cometidos en el sur provincial durante la última dictadura. El documento fue presentado el último miércoles por el antropólogo Juan Nobile, ante el Tribunal Oral Federal Nº 1 que juzga las causas Guerrieri-Amelong, y en su redacción trabajó Miguel Nievas, miembro del EAAF .

El texto explica que dentro de los Asesinados hay una gran parte de los que sus familias pudieron recuperar los cuerpos, otros no han tenido esa posibilidad. Dentro de este grupo, se analizaron aquellos casos que se encuentran registrados como "Asesinados". Estas personas fueron muertas de al menos de cuatro formas distintas:

* Enfrentamientos fraguados 55.

* Ejecuciones 70.

* Enfrentamientos Reales 2

* Asesinados en Procedimientos 75

Los casos que agrupa los Enfrentamientos Fraguados (27 %), se deben a casos en los que aparecieron notas periodisticas, donde se daba cuenta de un "enfrentamiento con elementos subversivos", de los cuales las unicas victimas, habian sido secuestrados con anterioridad y vistos en los Lugares de Reunión de Detenidos. En cuanto a los Asesinados en Procedimientos (37 por ciento), son aquellas personas que ofrecieron resistencia al momento que se los quiso detener. El grupo que nuclea a las Ejecuciones (35 %) que son aquellos que aparecieron a la vera de caminos y rutas. Por último el grupo de Enfrentamientos Reales (1 %) que son solamente dos casos de personas que murieron en el asalto del Batallón de Arsenales de Fray Luis Beltran en abril de 1975.

Lugar de reunion de detenidos (LRD)

En muchos de los casos registrados se pudo saber, por testimonios de sobrevivientes, que las personas detenidas o secuestradas en los procedimientos, eran trasladadas a diferentes centros de reclusión. Estos lugares se pueden agrupar en aI menos dos grupos, los edificios estatales donde operaban las diferentes Fuerzas Armadas y de Seguridad y casas particulares, que en algunos casos eran alquiladas en forma legal. Del primer grupo podemos destacar el Servicio de Infonnaciones de la Policia de la Provincia, el Batallón de Comunicaciones 121, Fabrica de Armas Portatiles Domingo Matheu, y el Batallon de Arsenales 121 (hoy 603) de Fray Luis Beltran.

Para el segundo grupo, podemos afinnar que se utilizaron casas ubicadas en las afueras de la ciudad de Rosario, al menos una de estas, que no conocemos su ubicacion, funciono en el año 1976, en el año 1977, se conace la existencia de la quinta ubicada en Granadero Baigonia denominada "EJ Fortin", conocida públicamente como La Calamita y otra ubicada en la localidad de Funes, conocida como "Quinta de Funes".

Las exhumaciones

Dentro del marco de las diferentes causas que se tramitan en los juzgados de la provincia, se llevaron a cabo una veintena de excavaciones arqueológicas en las que se recuperaron una serie de restos óseos y la evidencia asociada a estos.

En los cementerios de:

* Santa Fe 11 cuerpos exhumados, 10 identificados.

* San Lorenzo 3 exhumados 1 indetificados

* Coronda 4 exhumados 3 identificados

* Barrancas 2 exhumados 1 identificado

* Melincue 2 exhumados

* Maciel 1 exhumado

* Timbues 1 exhumado

* La Piedad 1 exhumado 1 identificado

* Granadero Baigorria 1 exhumado 1 identificado

* La Paz (Entre Rios) 1 exhumado 1 identificado

En total fueron exhumados 27 cuerpos e identificados 18. De los 9 casos todavia no identificados, se continúan las tareas tendientes a lograr Ia identidad de los mismos. También se realizaron excavaciones y/o analisis de restos que no arrojaron resultados, es decir, no se recuperaron cuerpos de interes a estas investigaciones. Estas tareas se llevaron a cabo en Fray Luis Beltrán, Rincón, Videla, restos aparecidos en el Río Paraná, Andino, Campo San Pedro, Arroyo Aguiar, Aeropuerto Fisherton, entre otros.

En las conclusiones destacan que "del total de casos relevados, podemos inferir que en su mayoría fueron ultimados en forma extrajudicial al menos en un 45 % del total de casos, mientras que el 54 % restante se encuentran aún desaparecidos. En su mayoría, a excepción de los casos que fueron muertos en los procedimientos, fueron detenidos/secuestrados y llevados a los diferentes lugares de reunión de detenidos, donde a través de interrogatorios y torturas se les extraía información que devenia en nuevos procedimientos, formando asi una cadena que se retroalimentaba permanentemente, sumándosele otras fuentes de información proveniente de las diferentes reparticiones de inteligencia de país (Policías, Gendarmeria, SIDE, Ejercito, etc.).

Como métodos para deshacerse de los detenidos, se utilizaron varias formas. La ejecucion a la vera de un camino o ruta, fraguando enfrentamientos y arrojándolos al río. También podemos inferir en que se utilizaron otras vías, al igual que en otras partes del país, como arrojandolos al mar desde aviones, la quema de los cuerpos y/o los enterramientos clandestinos".

Comentá la nota