Destruyeron elementos de seguridad vial en el barrio José Hernández

En la madrugada del martes dieron cuenta del delimitador de altura que se había instalado días atrás en calle Mazzei y además robaron parte de la señalización. No es la primera vez que ocurre este tipo de hechos en el sector. Preocupación de las autoridades municipales.
Una vez más dañaron elementos de seguridad vial en nuestra ciudad y los inconvenientes se registraron en la intersección de calle Mazzei con la superposición de las rutas Nº 8/188. "Realmente estamos sorprendidos por la rotura del delimitador de altura que se colocó meses atrás", señaló el titular de la Dirección de Inspección General, Daniel Godachevich. "No podemos entender la manera en que quebraron los caños con los que se había construido este elemento de protección que fue solicitado por todos los vecinos en reiteradas oportunidades", agregó el funcionario local mientras un equipo de trabajo de la dependencia retiraba lo que quedó del delimitador.

- ¿Qué sucedió con este elemento que fue instalado hace algunas semanas?

- Nosotros recibimos una comunicación telefónica de un vecino que observó el delimitador de altura dañado y arrojado en la calle; a partir de allí dispusimos que un equipo de trabajo retirara los caños que se encontraban tirados interrumpiendo el paso vehicular pero estamos sorprendidos por la irracionalidad de la gente. Es increíble que sigan rompiendo elementos de seguridad vial que fueron instalados luego de reuniones con las personas que viven en los barrios cercanos; no es la primera vez que nos destrozan este tipo de señalización ya que meses atrás los carteles indicadores fueron encontrados en el Arroyo.

- ¿Analizan la reparación del delimitador en lo inmediato?

- Esto es algo que le compete a la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos del Municipio y en su momento lo colocamos con el objetivo de impedir que ingresen vehículos de gran porte que son un riesgo para la gente del sector pero, además, porque rompen todas las calles debido al peso que llevan. Seguramente en las próximas horas se tomarán determinaciones pero preocupa el accionar de algunas personas.

Lo que se hizo

En octubre de 2007 un grupo de vecinos de los barrios Kennedy, José Hernández y Virgen de Guadalupe se habían movilizado al Palacio Municipal en reclamo de medidas viales que dotaran de mayor seguridad a la zona. En aquella oportunidad se dejaron asentados reclamos que fueron realizados pero que resultan pocos al momento de prevenir siniestros y que ponen en el tapete la urgencia de la concreción de una vía alternativa que permita a los vecinos circular hacia los barrios cercanos evitando el cruce de la carretera nacional y, por tal motivo, se hará el nuevo puente.

Más allá de la planificación municipal, la empresa Corredor Americano S.A., que tiene la concesión de la ruta nacional Nº 8, había colocado una serie de delimitadores de velocidad, además de todos los carteles indicadores correspondientes. A su vez, el Municipio instaló los semáforos intermitentes antes y después del puente, en Mazzei y Trincavelli, un arco delimitador de altura (que fue dañado en la madrugada de ayer) y señalizó con pintura termoplástica el lomo de burro situado en Mazzei a metros de la arteria Gálvez.

Nuevo puente

En nuestra edición dominical anunciamos que la construcción del puente vehicular y peatonal sobre el arroyo Pergamino implicará una serie de mejoras adyacentes que favorecerán a vecinos de los barrios José Hernández y Kennedy, ya que el objetivo es brindarles una mejor calidad de vida.

"Con este proyecto, además se busca prever los accesos alternativos al sector desde la futura traza de la autovía Nº 8 para evitar las consecuencias no deseadas derivadas del impacto de los mismos. Esto quiere decir que tenemos que adecuar algunas calles internas de los barrios, su señalización y la construcción de ciclovías sobre calles colectoras y sobre los laterales de ruta Nº 32 entre el Segundo Cruce y Parque Industrial y también en la intersección frente a la Escuela Agrotécnica", explicaron desde la Municipalidad de nuestra ciudad con relación a las ventajas que permitirá este puente. Pero si bien la obra se terminaría en seis meses, actualmente hay que utilizar calle Mazzei constantemente y "no es posible que todas las semanas tengamos que reparar la señalización instalada allí", reclamó Godachevich.

Comentá la nota