Destrozos en autos, casas y cultivos

Las tormenta castigó duro en zonas de Godoy Cruz, Maipú, Luján, Rivadavia y San Rafael. Las piedras alcanzaron tamaños poco frecuentes. Sigue el alerta meteorológica toda la semana.
Sólo bastaron 15 minutos para que cientos de autos, techos de viviendas, árboles y plantas de varios departamentos del Gran Mendoza quedaran destruidos por un granizo arrollador y de gran tamaño que cayó ayer a la siesta. Las zonas más afectadas fueron Maipú, Godoy Cruz, Luján de Cuyo y también algunas zonas de San Rafael, San Martín yRivadavia. A pesar de los daños materiales que causó la tormenta de piedra, no hubo que lamentar víctimas fatales.

Aunque el fenómeno estaba anunciado desde la semana pasada, en muchos lugares no alcanzó a llover, una situación que impidió a los mendocinos anticiparse a la llegada de la piedra.

"En el 80 por ciento de los sitios donde granizo fue en seco; esto fue lo que más sorprendió. Además, en esta oportunidad, el tamaño de la piedra fue el de una pelotita de tenis, es decir, entre 5 y 6 centímetros de diámetro", precisó el jefe de operaciones de Defensa Civil de Mendoza, comisario inspector Aldo Ugarte.

La mayor cantidad de inconvenientes se produjeron en zonas urbanas. En Maipú, primero llovió durante aproximadamente 15 minutos hasta que la piedra -de 9 cm de diámetro- comenzó a precipitar sobre las vides y olivos de la zona de Villa Seca y Coquimbito y los techos de las viviendas y automóviles de barrios ubicados también en Coquimbito, la ciudad de Maipú y sectores de Gutiérrez y Luzuriaga.

En ese departamento, el saldo arrojó 48 techos de casas de adobe en estado grave y 450 casos de roturas leves en viviendas antisísmicas de distintos barrios de Maipú. "Otras personas tuvieron que lamentar la rotura de los cristales de sus automóviles y marcas sobre el chasis, ya que la inmediatez con que se desató este extraño suceso les imposibilitó buscar un resguardo seguro", señalaron desde la comuna maipucina.

En Godoy Cruz, el panorama fue similar. Allí, los barrios más afectados fueron los del Oeste, como el Sol y Sierra, Los Pajaritos, Urundel, La Estanzuela, Fuchs y Trapiche, aunque la tormenta también registró daños en las zonas de Tres Estrellas y Huarpes.

"Los problemas más comunes fueron cables caídos y la rotura de aproximadamente 400 techos de viviendas, afortunadamente, sin personas heridas", aclararon desde Defensa Civil y Control de Gestión de Godoy Cruz.

Otro tanto pasó en Luján de Cuyo. En ese departamento, los resultados indicaron que los sitios más complicados fueron La Carrodilla y la parte Norte de La Puntilla. "En la zona rural, el daño es insignificante para la producción local, pero importante para los agricultores. Por eso, al costado de la ruta, en la parte de La Carrodilla, se pueden ver algunos cerezos y viñedos con las consecuencias que dejó el granizo", sostuvo el intendente de Luján, Omar Parisi.

A su vez, Parisi manifestó que se registraron roturas de techos en varias casas ubicadas en las zonas más castigadas, daños en las membranas de viviendas del barrio Los Nogales y en automóviles.

Por su parte, la comuna de Rivadavia informó que la piedra afectó unas 8 mil hectáreas, con daños que van del 10 al 80 por ciento. Los distritos más afectados fueron La Reducción, Los Campamentos y La Central; y daños menores en Santa María de Oro y Mundo Nuevo (ubicados en zonas rurales).

Luego de la tormenta, las veredas quedaron cubiertas con una alfombra verde de hojas, ramas de árboles y piedras de gran tamaño. Por eso, las municipalidades de Godoy Cruz, Maipú y Luján empezaron ayer por la tarde con los trabajos de limpieza para despejar las calles y acequias, mientras que al mismo tiempo, realizaron distintos recorridos por los lugares castigados para registrar los problemas que dejó la piedra.

Por su parte, Defensa Civil calcula que los datos precisos de la cantidad de viviendas y daños provocados por este fenómeno se tendrán hoy por la tarde. "El frente estaba previsto desde la semana pasada. Este fenómeno se produce porque en estos momentos estamos bajo la influencia de una masa de aire húmedo, caliente e inestable, que provoca lluvias aisladas en distintas partes de la provincia.

Luego, el ingreso de aire frío en niveles medios de la atmósfera da lugar a que se produzcan granizos, ráfagas de viento y abundante caída de agua en poco tiempo", explicó el comisario inspector Ugarte. Además, precisó que este escenario podrá repetirse a lo largo de toda la semana. "Probablemente esté así hasta el martes de la semana que viene", agregó.

Comentá la nota