Se destrabó el paro de la UTA y habrá servicio de transporte durante la noche

Medida. La Policía reforzará la seguridad en los recorridos nocturnos. Habrá patrullajes y efectivos en algunos coches.
Autoridades del Gobierno provincial, la Policía, Municipio, empresarios y gremialistas, llegaron anoche a un acuerdo y los choferes de la UTA volvieron a brindar el servicio de transporte de pasajeros durante la noche. El conflicto se destrabó luego de que la Policía anunciará que habrá patrullajes en las puntas de línea y sectores críticos de capital y La Banda, para brindar seguridad a los trabajadores y los pasajeros. En algunos casos, los uniformados estarán en el coche.

Así lo confirmó el jefe de Policía, comisario Marcelo David Pato, tras el encuentro que mantuvo en su despacho con empresarios y gremialistas de la UTA, encabezados por su titular, Antonio Villalba. "Pueden estar tranquilos los choferes y los pasajeros, entre las diez de la noche y las dos de la mañana se van a incrementar los patrullajes con automóviles y motos, y habrá presencia en todo el recorrido a través de desplazamientos", manifestó Pato. También participaron de la reunión el subsecretario de Justicia, Ramiro Santillán, y el director de Servicios Públicos de la comuna, Rubén Suárez.

Negociación

Arduas fueron las negociaciones durante todo el día ya que obligaron a dos reuniones para destrabar el conflicto que incluyó un paro sorpresivo de la UTA el sábado a la noche. Esto tuvo su origen en el reclamo de seguridad, tras el asalto a un chofer de la línea 1, el jueves a la noche en la zona del barrio Tabla Redonda en La Banda (ver nota aparte).

Al mediodía, los mismos actores junto al ministro de Justicia, Ricardo Daives, estuvieron en Casa de Gobierno para comenzar a negociar. Algunos empresarios manifestaban estar de acuerdo en contratar un servicio adicional de la Policía, pero Pato señalaba que debía hablar con sus dirigidos para ver la disponibilidad de efectivos. Lo que sí aseguraba, era la presencia policial en las puntas de líneas y el patrullaje en toda la zona del recorrido.

Por eso, se acordó una nueva reunión a la tarde en la oficina que el titular de la fuerza de seguridad tiene en Jefatura. Según fuentes cercanas al encuentro, la UTA se mantenía cerrada en su posición de que si no había un policía en cada colectivo no se prestaría el servicio en la noche. Finalmente, y tras los argumentos vertidos por el jefe policial, se llegó a un arreglo para que la Policía –con el costo a su cargo- implemente el operativo.

"Hemos entendido la situación por la que pasan los choferes de la UTA, que estaban sensibilizados por el episodio que vivió un compañero y por eso en algunos coches, no en todos, habrá un policía", le indicó Pato a EL LIBERAL. Según explicó, "no hay cantidad suficiente de efectivos para estar en los colectivos que recorran durante la noche en Santiago, La Banda y en los que realizan recorridos interurbanos, en total unos 220. Además, dijo que técnicamente no es lo adecuado y recordó que la modalidad de patrullajes y presencia en las puntas de líneas habían tenido éxito.

Señaló que estos operativos se habían distendido cuando se colocaron cajas de seguridad en las unidades, porque daban más tranquilidad a los choferes de que no serían asaltados.

Las partes acordaron que estos operativos se realizarán hasta el próximo miércoles, día en que se volverán a reunir por la mañana, esta vez en la Subsecretaría de Trabajo, para analizar el resultado de las medidas de seguridad y buscar una solución definitiva. Para los gremialistas sería la colocación de máquinas expendedoras de boletos en las distintas unidades y eso abrirá nuevas negociaciones con los empresarios.

Comentá la nota