Se destrabó el conflicto en la terminal, pero…

Este mediodía, tras una reunión entre las partes, se destrabó el conflicto que mantenía paralizada la construcción de la nueva terminal de ómnibus.
Representantes de Ingeniería Beltrán depositaron el dinero de la última quincena para los trabajadores y retomaron a los 18 empleados despedidos.

Sin embargo, la cuestión de fondo sigue sin solucionarse, ya que la firma resolvió aportar dinero de sus arcas porque no recibió el pago que debía llegar desde Nación.

Esta situación motivó a que el gremio de la UOCRA se mantenga en estado de "alerta".

"No podemos dejar de estar preocupados porque esta situación se repite en otras obras de la ciudad y la región y no queremos que los trabajadores sean el primer fusible de cambio", aseguró a nuestro diario digital Oscar Destéfano, desde el gremio.

Vale recordar que versiones extraoficiales dan cuenta que la Municipalidad habría adelantado el pago de $10 millones, debido al retraso en el envío de fondos por parte del Gobierno Nacional.

Comentá la nota