Se destrabó el conflicto con los médicos de Ushuaia pero continúa la medida en Río Grande

Un acuerdo que no contempla el reclamo salarial, pero sí condiciones de trabajo, fue firmado esta semana con la Asociación de Profesionales del hospital capitalino. Los médicos locales rechazaron de plano la propuesta y podrían continuar las medidas que ya llevan más de seis meses.
El Ministerio de Salud y la Asociación de Profesionales del Hospital Regional de Ushuaia llegaron ayer a un acuerdo que permite descomprimir el conflicto en el nosocomio capitalino, tras la propuesta oficial, que fue rechazada por los médicos de Río Grande que siguen con la atención restringida a un paciente por hora.

En la reunión desarrollada en el Ministerio de Trabajo, las autoridades de la cartera sanitaria acercaron a los profesionales una propuesta «conteniendo una serie de modificaciones a las condiciones laborales y del sector», según comentó el doctor Carlos Esperanza.

Entre los temas en los que se avanzará, dijo que, «teniendo en cuenta que el sector está expuesto a riesgos generados por demandas por mala praxis, donde el Estado tiene un rol solidario, estamos definiendo que el Estado provincial se haga cargo del costo del seguro por este asunto, sin descargarlo del sueldo de los profesionales».

Por otro lado, Esperanza aseguró que el Gobierno «no descarta que en el momento en que la situación económica se modifique y mejore, se volverá a hablar del tema salarial». La propuesta no responde al reclamo salarial de los médicos, por lo cual los profesionales de Río Grande no se mostraron de acuerdo.

El representante de la Asociación de Profesionales del Hospital de esta ciudad, Oscar Ruiz, confirmó el malestar de los médicos locales luego de la propuesta oficial y la continuidad de los descuentos salariales. «Definitivamente es una situación extremadamente compleja de analizar porque carecen de lógica todas las actitudes que están teniendo», señaló.

Además, confirmó que continúa el reclamo judicial y administrativo por las deducciones salariales. «Estamos buscando la forma para no atacar al Estado, seguimos pensando que las consecuencias las seguimos pagando todos, estamos buscando la forma de ir contra los funcionarios responsables de todo esto, porque es un ensañamiento total y saben que son indebidos los descuentos pero siguen para adelante», agregó.

Ruiz dijo que no se descarta que las medidas continúen. «El próximo viernes se decidirá de qué manera continúa esto porque la propuesta surgida del encuentro en Ushuaia, sí nos parece una situación novedosa que no tenía nada que ver con el reclamo inicial ni el conflicto, en ese sentido ofrecían tomarse un tiempo para evaluar el reclamo y nosotros abstenernos de hacer medidas de fuerza, cosa que, por supuesto, fue rechazado de plano».

Comentá la nota