Se destrabaron los fondos para el Falucho 22

Se trata de una partida de 840 mil pesos que permitirá el avance de las obras. Restan entregarse 104 unidades habitacionales. El candidato a concejal del Frente Para la Victoria había efectuado gestiones ante Scioli y el Instituto de la Vivienda.
Desde el Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires le confirmaron al senador provincial Néstor Auza que está lista para el desembolso la suma de 840 mil pesos que se destinará al avance de la construcción del barrio Falucho 22. De esta forma, se dio respuesta a las gestiones iniciadas semanas atrás cuando el legislador tandilense se reunió con los vecinos y los acompañó a un encuentro con el mismo gobernador de la provincia Daniel Scioli para destrabar la situación que impedía el avance de la construcción y, finalmente, el hecho de que los adjudicatarios se hiciesen de sus viviendas.

Los adjudicatarios del Falucho 22 que se manifestaron en reclamo de la reactivación del barrio tuvieron la oportunidad de entrevistarse, en Tandil, semanas atrás, con el gobernador Daniel Scioli y el sub administrador del Instituto de la Vivienda, Gustavo Marcelo Aguilera, ante quienes solicitaron la finalización de las 104 casas pendientes.

Sendas audiencias fueron gestionadas por el senador y candidato a concejal del Partido Justicialista, Nestor Auza. Por la mañana se realizó la reunión con Aguilera a quien los vecinos le pidieron por la partida que estuvo trabada en los diferentes órganos de control que tiene la administración pública. Por la tarde, tuvieron la oportunidad de hablar con el Gobernador.

El problema de la vivienda en Tandil es uno de los más preocupantes para la población. Por los costos de la tierra y la construcción resulta muy difícil que un trabajador o joven profesional pueda acceder a una casa propia a partir de un salario normal. Por ello, la planificación y la ejecución de barrios resulta una gran alternativa para este sector de la población. En este sentido se pronunció el senador Auza al mismo tiempo que remarcaba que la política de viviendas debía ser priorizada y acompañada de otras políticas dinamizadoras como son los bancos de tierra o el loteo social.

Comentá la nota