Destraban $ 470 millones para frenar el paro de camioneros

El Gobierno prevé que de esta forma las empresas darán las subas salariales.
Tras tomar nota de que la amenaza de paro y movilización de los camioneros iba en serio, el Gobierno comenzó a trabajar contrarreloj para destrabar una nueva ayuda económica a los transportistas de cargas que están negociando una suba salarial con el gremio de Hugo Moyano.

Con el golpe de la derrota electoral aún sin digerir y con la actividad económica que empieza a sentir los impactos negativos de la gripe A, la administración kirchnerista no quiere sumar una nueva complicación por el lado sindical que tenga como protagonista al titular de la CGT.

El nuevo secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, prevé ablandar la intransigencia empresarial a otorgar una mejorar salarial con una jugada económica que ya había sido utilizada por su antecesor Ricardo Jaime en otras ocasiones similares a la actual. Se trata del pago de los subsidios atrasados que las empresas de cargas reciben bajo el paraguas legal del REFOP (Régimen de Fomento para la Profesionalización del Transporte).

Las cuentas de este sistema -por el cual los transportistas que están en regla recuperan el 50% de los aportes patronales- están en rojo desde hace 15 meses. Las demoras burocráticas y el desvío de los recursos que debían destinarse al REFOP generaron una deuda estatal de 470 millones de pesos con las empresas transportistas.

La salida que comenzó a diseñar la gente de Schiavi con el Ministerio de Economía consistiría en un pago inmediato del 50% de esa deuda y la cancelación del resto durante el segundo semestre del año.

Según los cálculos que barajan los técnicos de Transporte y del Ministerio de Planificación, con los recursos que embolsarían en los próximos días las empresas de cargas ya no tendrían excusas para negarse a una recomposición salarial. Si bien el planteo inicial de la Federación de Camioneros gira en torno a un ajuste del 25%, en el Gobierno creen que están dadas las condiciones para poder cerrar un acuerdo que oscile entre el 18% y 20% de aumento.

Una vez que los funcionarios de Hacienda definan de dónde puede reasignarse partidas para el REFOP, Schiavi convocaría a los empresarios para tratar de llegar a un acuerdo que evite las medidas de fuerza de Moyano. Ayer, el sindicato de Camionero resolvió postergar hasta el viernes la decisión de ir o no al paro, aunque voceros del gremio aclararon que el sindicato se encuentra en "estado de alerta y movilización".

El REFOP forma parte del esquema de subsidios y compensaciones económicas que el transporte de cargas recibe desde el año 2001.

El origen de este beneficio se remonta a los "planes de competitividad" que había otorgado el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo.

Para acceder a los reintegros, los transportistas tienen que estar inscriptos en el RUTA (Registro Unico del Transporte Automotor); cumplir con el convenio colectivo de trabajo y estar al día con las contribuciones a la obra social de los camioneros.

Comentá la nota