"Destituir a Briansó", aconsejó la comisión que investiga al intendente de Fontana

La comisión investigadora municipal recomendó anoche al Concejo Deliberante de Fontana relevar de su cargo a Clide René Briansó debido a las irregularidades que pesan en su gestión. El pronunciamiento era un secreto a voces y la mayoría del Concejo Deliberante de Fontana decidió respaldarlo con seis de los siete votos, al considerar irrefutables los argumentos en contra del funcionario que hoy deberá notificarse.

En un plazo de cinco días el intendente sancionado podrá presentar pruebas en su defensa. Antes de conocer el resultado de la votación, Briansó adelantó a NORTE que en caso de una medida adversa, nuevamente apelará a la Justicia para afrontar lo que calificó como un acto de persecución política. Al cierre de esta edición, el Concejo Deliberante de Fontana definía avanzar en la separación del cargo de Clide René Briansó, durante la sesión especial de ayer que contempló el análisis y alegato de la comisión investigadora del accionar del jefe comunal.

El paso formal hacia la destitución se definía por 6 a 1, con votos de los concejales Fernández, Delgado, Dellamea, Avalos, Pértile y Rodas, a favor; y de Falsini, en contra.

En tanto que se espera para hoy que el sancionado se notifique del instrumento legal para que pueda presentarse a hacer su último descargo y después sea considerada por el cuerpo.

Anoche, los ediles lamentaron que después de pedir informes al Tribunal de Cuentas sobre irregularidades administrativas en la gestión comunal ese organismo aún no respondió. "Deberían actuar con mayor celeridad ante estos casos", señalaron las fuentes a NORTE.

Entre las acusaciones más serias, está la presunción de que existen papeles que no son auténticos, por lo que se incurriría en la figura de falsificación de documentos públicos. La imputación más difundida es por malversación de dinero al haber usado recursos del fondo sojero para otro destino.

Deliberaciones

Cerca de las 20.30 los ediles escucharon las razones por las que quienes investigaron las acusaciones contra el suspendido intendente recomendaban aplicar la más dura sanción.

Media hora después pasaron a un cuarto intermedio hasta que el Concejo se reunió nuevamente para deliberar y votar a favor o en contra de esa recomendación.

Como era de esperar, desde la suspensión y retorno del funcionario merced a un amparo judicial, todo indicaba que el dictamen de la comisión investigadora sería recibido favorablemente.

En contacto con NORTE, el concejal Antonio Fernández, presidente de la comisión que analizó la delicada situación del jefe comunal, señaló que después de dar tratamiento a las denuncias presentadas por sus pares "se mantuvieron y sostuvieron los cargos que se prevén en la carta orgánica municipal.

"Ahora el Concejo debe decidir si acepta o rechaza el dictamen de la comisión investigadora", dijo Fernández minutos antes de que se reanudara la sesión del ente.

Luego, cerca de las 23 y después de un extenso análisis de otros temas en agenda, por tratarse de la última sesión del año, los ediles confirmaban la tendencia que hasta el momento se mantuvo en la misma proporción mayoritaria.

Ahora, una vez que Briansó se notifique tendrá tiempo hasta el 8 de enero a las 10 para hacer su defensa ante el Concejo. Cumplido ese paso, los ediles definirán su destino, que de proseguir a favor de la destitución, se hará efectiva cuando se vote y la promulgue el intendente a cargo, Eduardo Kunzli.

"Iremos a la Justicia si es necesario", reparó ayer por la noche Briansó vía telefónica con este periódico. "Resulta que hay 4 o 5 intendentes que usaron fondos de la soja para otro destino y nadie los denuncia, pero a mí me someten a una acusación de destitución", dijo.

El intendente es acusado de cometer graves irregularidades en la administración de recursos del municipio, y por ello el cuerpo deliberante lo suspendió hace un mes y por el término de 180 días.

Hace unos diez días el jefe de la comuna de Fontana tramitó un recurso de amparo que derivó en la orden de no innovar en su situación hasta tanto se esclarezcan las circunstancias que se le imputan.

Y hace una semana, en un intento por alcanzar una solución institucional, el Ejecutivo chaqueño convocó a ambos intendentes que gobiernan Fontana. Aunque no se registraron avances, el encuentro sirvió para que se formara una mesa de diálogo entre la Alianza y el Frente Chaco Merece Más.

La provincia dejó en claro que no quiere intervenir en el conflicto, sino acercar a las partes.

Comentá la nota