Destinarán $ 36 millones para proyectos productivos provinciales

El Consejo Federal de Ciencia y Tecnología abrió una convocatoria para todo el país. Cada distrito contará con $ 1,5 millón. Son aportes no reembolsables
El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, a través del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, llamó a la presentación de Ideas-Proyecto para la convocatoria 2009 de los Proyectos Federales de Innovación Productiva- Eslabonamientos Productivos.

Se trata de una línea de aportes no reembolsables destinada a brindar solución a debilidades tecnológicas de los sectores productivos definidos como prioritarios por las provincias.

En esta convocatoria, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva destinará $ 36 millones (a razón de $ 1,5 millón por provincia), para financiar entre el 60% y el 75% de cada proyecto. La creación de esta línea de crédito busca lograr una mejora sustentable de la competitividad en determinados sectores productivos a través de la superación de debilidades tecnológicas que se detecten en uno o más eslabones de la cadena de valor. Podrán ser beneficiarias las compañías, grupos de empresas y todas las entidades con personería jurídica propia constituidas como tales al momento de la presentación del proyecto y deberán estar vinculadas al sector específico.

Las provincias ya eligieron las áreas productivas y ahora las compañías que pertenezcan a estos sectores deben presentar su proyecto hasta el 16 de octubre y luego pasar el proceso en el que serán seleccionados tres por provincia.

La pesca, reina en el sur

Santa Cruz eligió como eslabonamientos productivos a la pesca, las verduras de hojas (acelga, espinaca y lechuga), las carnes alternativas (choique, guanaco) y la ganadería bovina. Chubut también optó por la pesca, la metalmecánica, la carne bovina y la industria textil; Río Negro prefirió la ganadería bovina, la fruticultura de pepita y carozo, la vitivinicultura y la pesca marítima; Tierra del Fuego a la acuicultura-miticultura, la industria forestal, las energías alternativas (eólica), el petróleo y el gas natural; en tanto Neuquén fue por las frutas finas, la carne caprina, la apicultura y la cunicultura.

Algodón, estrella del norte

Entre las provincias del norte, Chaco favoreció al algodón, la ganadería bovina, la industria forestal y la metalmecánica; mientras Formosa también se inclinó por el algodón, la frutihortícola (banana), la carne bovina y la marroquinería; en tanto Jujuy le dio el okey a los cultivos tradicionales (papa, oca, maíz, quinua, kimicha, yacón), los biocombustibles, las energías alternativas (eólica y solar) y la metalmecánica; Salta, por su parte, optó por las aromáticas, los biocombustibles (bioetanol), la frutihortícola (banano) y la químico minera.

Lo agrícola bonaerense

Buenos Aires eligió como eslabonamientos productivos a la maquinaria agrícola, la biotecnología (aplicada a la salud), las autopartes y la máquina herramienta; mientras la ciudad de Buenos Aires, prefirió a la industria farmacéutica, la tecnología de la información aplicada a telecomunicaciones, la industria gráfica y textil. Córdoba, en tanto, beneficia a la rama olivícola, a la carne caprina, bovina y a los biocombustibles; en tanto Corrientes optó por la citricultura, el arroz, el algodón y la hortícola. Entre Ríos favoreció a la industria forestal, avícola, a los arándanos y a la citricultura.

Comentá la nota