Se destaparon curiosidades en el escrutinio final

Las cifras oficiales revelan desde un empate entre el PJ y la UCR en una urna hasta la llamativa derrota del oficialismo en el barrio Alperovich I. La Junta Electoral Nacional informa que la oposición sólo logró ganar en una de cada 10 mesas. Una única alegría para el jurismo.
LUGARES RESERVADOS. Los que fueron consagrados como representantes populares el 28 de junio asumirán en el Congreso nacional el 10 de diciembre.

Abrieron la urna y contaron pacientemente los sobres y los votos. Los sorprendió el primer resultado, y volvieron a realizar la operación para chequear las cifras. Cuando no hubo ningún espacio para la duda, volcaron en el acta electoral la conclusión: ese 28 de junio, en la mesa 1.962 del padrón masculino del circuito 17 A, en la zona del parque Batalla de Tucumán (ex Guillermina), el Frente para la Victoria (FV) y el Acuerdo Cívico y Social (ACS) no se habían podido sacar ventaja y habían empatado en el primer lugar en la categoría para senador.

En esa urna, la peronista Beatriz Rojkés y el radical José Cano, como candidatos a senadores, sacaron 89 sufragios cada uno, en un resultado único en la provincia.

Ambos serán proclamados legisladores electos para la Cámara Alta por la Junta Electoral Nacional en la ceremonia que se hará mañana, a las 11, en el salón de planta baja de los tribunales federales, Las Piedras y Congreso. Junto con ellos, recibirán sus diplomas, por el oficialismo, Sergio Mansilla como senador electo y Osvaldo Jaldo, Stella Maris Córdoba y Juan Salim como diputados (estos dos últimos fueron reelectos). La representación renovada para la Cámara baja se completa con Juan Casañas, del Acuerdo Cívico y Social

El acto se postergó un mes debido al adelantamiento del receso en la Justicia Federal por la epidemia de gripe A. Pese a que el escrutinio definitivo culminó en la semana posterior a la elección, el detalle de los datos se dio a conocer ahora.

Amplio dominio

El oficialismo se alzó con 2.794 mesas de las 3.070 en total que se distribuyeron en la provincia: es decir, se impuso en el 91% de las urnas. El ACS, en tanto, triunfó en 275 mesas (8,9%) y Unión PRO-Federal ganó sólo en una (0,03%). Ninguna otra fuerza política logró conseguir el primer puesto en ningún otro punto de la provincia.

En la capital, el triunfo del FV fue en 934 mesas. La cifra representa más del 80% de las 1.163 urnas desplegadas en el principal distrito electoral de la provincia. El resto de las urnas fue a manos del ACS, que se impuso en 228 mesas (casi el 20%). En su mayoría estuvieron ubicadas en el centro capitalino pero también obtuvieron resultados trascendentes en zonas de la periferia.

Barrio por barrio

La fuerza opositora conducida por la UCR fue imbatible en los circuitos 1 a 6 (localizados dentro de las cuatro avenidas) y también ganó el 7 y el 8 (Don Bosco y Ciudadela), disputados voto a voto con el oficialismo. Sin embargo, la mayor sorpresa en la puja se dio en un barrio con nombre emblemático: la oposición ganó en el Alperovich I y en las zonas cercanas, como el parque Guillermina, el Bajo Hondo, el barrio Kennedy y el Jardín (abarcados por los circuitos 16 y 17 A), entre otros de la zona.

Aunque en general perdió en el resto de las circunscripciones de la capital, el ACS consiguió triunfar en algunas mesas de los circuitos 12, 17 y 16 A (barrios Norte, San Martín de Porres, Villa Luján, Las Américas y O´Connor, entre otros).

En el padrón femenino de los barrios cercanos al ex aeropuerto (10 y 10 A), Fuerza Republicana se instaló cómodamente en el segundo lugar, mientras que compitió por ese espacio con el ACS en los extremos noroeste y sureste de la capital (14 A y 18 A). Entre los varones, Unión PRO-Federal salió segunda en los circuitos 10 y 21 (zona sur), escalón muy disputado en las mesas de los circuitos 10 A, 14 A y 20 con la ACS y FR, siempre en el padrón masculino.

La mayor participación de votantes en la capital se dio en el circuito 22 (último en el sur), con el 81% del padrón, mientras que la menor fue en el céntrico 2 A, con el 71%. El promedio total de la capital fue del 76,2%.

En el interior

El radicalismo también pisó fuerte en Yerba Buena, donde ganó en 44 de las 114 mesas (38,6% de las urnas). Las otras 70 fueron a manos del FV (61,4%), que controló los circuitos del sur, de Cebil Redondo y de San Javier. El frente opositor se impuso además en dos mesas masculinas de La Ramada de Abajo y en una en Los Pérez, en Cruz Alta (todas en zona sojera).

Unión PRO-Federal sólo ganó en una mesa femenina en villa La Trinidad, aventajando al oficialismo.

Comentá la nota