Destacan que la minería y la agricultura pueden convivir felizmente

Especialistas de la Universidad de Atacama, de la tercera región de Chile, aseguraron que las explotaciones mineras pueden coexistir perfectamente en una misma área con plantaciones agrícolas, tanto en la fase de producción como en la de embarque con destino a comercialización interna o externa. Un adecuado control ambiental es la clave. Chile tiene garantizadas inversiones en materia minera por más de 10 mil millones de dólares hasta el año 2015.

En ese sentido, el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Atacama, Celso Arias, destacó que la explotación de la minería puede convivir perfectamente con el desarrollo de la agricultura, "son totalmente compatibles, solo hay que saber aplicar políticas de buenos vecinos, para que una no influya sobre la otra".

El decano sostuvo que la explotación de la minería significa más del 60% de los ingresos de la región, con un fuerte impacto directo e indirecto en el empleo y anticipó que su país espera, de acuerdo a lo planteado a nivel presidencial, inversiones por más de 10 mil millones de dólares hasta el año 2015 en minería.

Otro dato importante que marca la compatibilidad de ambas explotaciones es el hecho de que las exportaciones de uno y otro producto se realizan desde estaciones portuarias separadas solo por 500 metros y los productos agrícolas tienen por destino países con exigentes controles de calidad como los Estados Unidos, además de las inspecciones periódicas que reciben por parte de los órganos de control de esas naciones y nunca se hicieron argumentaciones en contra de esta cercanía, tanto en el área de producción como en la de embarques.

Arias indicó que "salvaguardando siempre las condiciones medio ambientales logramos establecer que las tecnologías limpias y los lugares desde donde se llevan a cabo los embarques mineros, puedan ser compartidos con producciones de productos alimenticios como la uva. Se logra esto cumpliendo con todos los requisitos ambientales".

Para el representante de la universidad de Atacama, "está muy bien cuidar el medio ambiente, pero también hay que tener en cuenta el desarrollo. Los países tienen que desarrollarse y la minería es una de las grandes herramientas que tiene el mundo para poder crecer y desarrollarse a nivel tecnológico".

"La tecnología hace mucho por medio ambiente, pero también el cuidado y las reglas tienen que estar muy claras, para evitar situaciones indeseables como las que se produjeron en diferentes lugares del mundo antes que se implementaran las actuales condiciones de este proceso ambiental global a nivel mundial", consideró.

Por último manifestó que "hay que llegar a un punto de poder compartir ambas producciones, minería y agricultura, para generar el desarrollo de los países, ya que no podemos, por cuidar el ambiente de un modo extremista, llegar a la inmovilidad del desarrollo de nuestras comunidades".

Comentá la nota