Destacan las medidas de seguridad ambiental de las empresas mineras

Los diarios nacionales Clarín y La Nación reflejaron las medidas de seguridad empleadas por empresas mineras en la Argentina, luego que el pequeño pesquero chileno “Polar Mist” padeciera un accidente marítimo con unos 18 millones de dólares en un cargamento de oro y plata.
En varios artículos publicados en los últimos días, a raíz del incidente pesquero, sostienen que aún resulta incomprensible que la empresa minera Cerro Vanguardia, con estándares de seguridad, medio ambiente y salud calificados por ISO 14001 y OSHAS 18001, que desafía con éxito el clima y el alto riesgo que significa el trabajo con explosivos y cianuro, hoy tengan un embarque hundido en el fondo del mar, presumiblemente por la ineficiencia de la empresa de transporte.

La empresa sudafricana Anglo Gold Ashanti posee el 92,5% de las acciones de Cerro Vanguardia y la empresa estatal santacruceña Fomicruz, el restante 7,5%. La actividad minera tiene la inmensidad de la Patagonia. En 1991, empezó la exploración en una superficie de 514 kilómetros cuadrados. La mina, ubicada a 150 km. de Puerto San Julián, emplea en un 99% personal radicado en la provincia.

Cerro Vanguardia es un yacimiento que tiene estrictas medidas de seguridad, las máximas certificaciones de calidad con las que allí se trabaja contrastan con el inexplicable hundimiento del buque, a 40 kilómetros de la costa santacruceña.

El gerente de planta explicó que los pits del emprendimiento son pequeños, —pit es el nombre en inglés de los gigantescos hoyos de 300 metros de longitud por 100 metros de ancho y más de 120 de profundidad, que bajan en forma escalonada atravesando la veta de oro y plata—. Por los caminos, las motoniveladoras y los camiones —algunos de ellos, conducidos por mujeres— trajinan transportando el mineral.

También señalan que el yacimiento cambió la vida de Puerto San Julián, que creció de la mano de los frigoríficos y luego, de la exportación de la lana y un poco de pesca. Hoy, la economía del lugar gira en torno de la mina.

Esta planta en particular, cuenta con la máxima certificación mundial de calidad en salud, medio ambiente y seguridad expresada en ISO 14001 y OSHAS 18001. En el césped que rodea los edificios de la gerencia, y las gamelas con dormitorios, el comedor y sala de juegos, una manada de guanacos come despreocupada el pasto y miran pasar el tiempo.

SISTEMA AMBIENTAL MINERO PREVENTIVO

Las obligaciones ambientales, incorporadas a los procesos mineros, son una materia relativamente contemporánea. La Argentina, en concordancia con las experiencias internacionales, elaboró un marco legal moderno que articula las necesidades de la sociedad y los intereses de los productores mineros, promoviendo la actividad.

La legislación minera vigente recepta y complementa los principios contenidos en el artículo 41 de la Constitución nacional, implementando un régimen jurídico cuya premisa es preservar el derecho de todos los habitantes a gozar de un ambiente sano y equilibrado en el desarrollo de las actividades económicas y procesos que la contienen. Cumpliendo el mandato constitucional, se crea el Sistema Ambiental Minero Preventivo.

Ya que la temática ambiental es de orden social, el Estado en sus distintas jurisdicciones, por mandato de la sociedad, debe asumir una posición definida de control incentivando al sector privado a minimizar sus impactos.

Es de orden económico, ya que el factor ambiental tiende a incrementar costos de inversión, reduciendo los márgenes de ganancias. Pero también es de orden político y, por lo tanto, es obligación de cada país conocer acabadamente sus recursos, proyectar y planificar su explotación a futuro y determinar el tipo de desarrollo que pretende.

En consecuencia, articular las necesidades de la sociedad, los intereses de los productores mineros y la promoción de la actividad en armonía con el medio ambiente, requieren del esfuerzo aunado y coordinado de los organismos que componen el Sistema Ambiental Minero Preventivo.

CERTIFICACIóN DE LOS SISTEMAS

En su creciente interés por alcanzar y mostrar a las diferentes partes interesadas, una adecuada gestión de la calidad y gestión ambiental, el IRAM, tomando en cuenta su misión, visión y planificación estratégica, ha definido, como parte de su política, la implementación, mantenimiento y correspondientes certificaciones de sus Sistemas de Gestión de la Calidad (SGC) y su Sistema de Gestión Ambiental (SGA).

ISO 14001 es la norma que certifica la Gestión Ambiental, el IRAM es el primer instituto de normalización del mundo en obtenerla. No obstante, la certificación de ISO 14001 e ISO 9001 es sólo el comienzo del compromiso asumido por el IRAM para desarrollar todas sus actividades de manera ambientalmente responsable y con aseguramiento de la calidad, dado que se ha asumido la responsabilidad de mantener estos sistemas a lo largo del tiempo.

NORMA OHSAS 18001:1999

Es una norma "certificable", basada en la mejora continua, que contempla los requisitos "mínimos" que debe cumplir el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SGSST) de una organización.

La norma evalúa el SGSST con relación a varias dimensiones y el alcance depende de la política de higiene y seguridad en el trabajo que tenga la organización, de las actividades que desarrolle y de las condiciones en las que opera.

La norma está orientada a procesos y es full, compatible con las normas ISO 9001:2000 (SGC), ISO 13485:2003 (SGC) e ISO 14001:2004 (SGA). La BSI (British Standards Institution) es quien la expide y administra por cuenta y orden del Consorcio Internacional "Proyecto OHSAS", conformado por diferentes entes y organizaciones.

Comentá la nota