Destacan gesto de consenso partidario

El senador Nacional Horacio Lores subrayó el gesto de Jorge Sapag y Jorge Sobisch de buscar el consenso en la renovación de las autoridades partidarias del Movimiento Popular Neuquino.
Su figura y la del ex gobernador Pedro Salvatori fueron elegidas como prenda de unidad por ambos dirigentes para que ocupen las titularidades de los dos órganos partidarios: la Junta de Gobierno y la Convención.

La primera está dirigida por el ex intendente de Plaza Huincul y ex diputado nacional Alberto César Pérez tras la renuncia de Jorge Sobisch y la convención está presidida por el ex vicegobernador Federico Brollo.

Lores dijo a este diario que no tenía conocimiento previo de la reunión que mantuvieron Sapag y Sobisch. Aseguró que una vez que finalizó “recibí un llamado del gobernador Sapag que me informó de esa reunión y que mi nombre y el del ingeniero Pedro Salvatori eran los dos que se habían tratado en esa reunión como posibles candidatos a ocupar importantes cargos de conducción en el MPN para el momento que se haga la elección de autoridades”.

Calificó el encuentro como un gesto de grandeza de ambos dirigentes porque pensaron que “no tenían que competir entre sí y que debía haber una negociación madura y racional”.

Reconoció el gesto del ex gobernador y su sucesor en función de que ambos “estaban siendo impulsados por distintos sectores del partido para compulsar por la presidencia del MPN”. Agregó que ellos decidieron tratar de confeccionar una lista de unidad a través del consenso, el diálogo y a través de la participación de todas las estructuras del partido por donde se canalice la participación de las bases.

Subrayó que el MPN es un partido muy importante en cuanto a su trayectoria y a los afiliados que tiene, que son muchos, más de los que poseen algunos partidos nacionales y observó que la opinión de las bases, en una primera instancia canalizadas a través de las estructuras de las seccionales, van a ser muy importantes en la confección de esta lista de consenso.

“Tenemos que ser muy claros: el MPN tiene desde hace mucho tiempo establecido que las listas se pueden elegir a través de elecciones internas, está obligado a eso, o puede buscar consensos que permitan arribar al momento de la elección con una sola lista. Estamos dispuestos a colaborar y a avanzar en un proceso que recién comienza y que está dando sus primeros pasos”, dijo el dirigente.

¿Usted entiende este acuerdo como una lista de unidad o una manera de lograr un consenso para evitar una fractura del MPN?

Yo creo que el MPN es un movimiento de amplia base y es muy difícil que las distintas corrientes internas y las posiciones que hay dentro del partido piensen de la misma manera, pero el gesto de estos dos dirigentes tiende a la unidad, no sólo una lista de consenso para una coyuntura electoral. Esto es un gesto de grandeza de ambos dirigentes, que hayan pensado que no tenían que competir entre sí y que debía haber una negociación madura y racional. E insisto, la esencia de la negociación es la participación de las bases. No un arreglo de cúpulas de arriba para abajo sino el puntapié inicial. En la medida que los nombres propuestos tengan el aval y el apoyo de la mayoría de los afiliados del partido vamos a seguir en este camino que es muy importante. El MPN siempre tuvo disidencias internas, por lo menos a partir de la década del 80, con candidatos pesados. Sin embargo, el partido nunca se fracturó. Siempre estuvo, aunque con diferencias, unido. En este contexto ubico la reunión de Sapag y Sobisch.

Relación con Nación

Horacio Lores defendió la relación nueva con la Nación que estableció y cultiva el gobernador Jorge Sapag y la inscribió en la plataforma del MPN que fue aprobada por los órganos partidarios. En efecto, sostuvo que la plataforma electoral del actual gobierno fue aprobado por la Convención del MPN y que en ella figuraba de manera taxativa la estrategia del federalismo de concertación y coordinación. “Nosotros en la campaña explicamos claramente que esto significaba negociar, aproximarse al gobierno nacional y tratar de obtener beneficios para la provincia y sacarla de ese aislamiento en que se encontraba en el momento de asumir en el gobierno Sapag”, acotó.

Reiteró que la relación con la Nación obtuvo la aprobación del órgano máximo del MPN, de modo tal que el partido como institución estaba de acuerdo con esta estrategia, con esta plataforma electoral. “Lo otro son posturas que pueden tener los dirigentes en el marco de acción política del Movimiento”, opinó.

Informó que se había reunido con Sapag con posterioridad al encuentro y personalmente le dijo lo mismo que le había comunicado en forma telefónica: le dijo que en ese encuentro con Sobisch se ponía en marcha un proceso que todos esperan que transcurra de manera feliz. “Luego de esa reunión conversé con Salvatori, con él además nos reunimos a menudo por cuestiones de gobierno, y veremos cómo transcurre esto. Acá no hay ambiciones personales, hemos sido elegidos para poner en marcha este proceso y los vamos a hacer con todo el entusiasmo y con todo el enorme corazón y cariño que tenemos por el MPN”, reflexionó.

“Lo concreto es que lo que han expresado Sobisch y Sapag es buscar una lista de unidad y evitar una confrontación en un año de elecciones. Y tenemos la firme esperanza de que este gesto oriente las intenciones del MPN hacia el logro de una lista de unidad”, concluyó.

Comentá la nota