Destacan el "exitoso resultado" del plan estímulo a la inversión en construcción

Se hicieron 600 ampliaciones de 35 metros cuadrados cada una, lo que equivale a 21.000 metros cuadrados construidos. "A un costo de 2.000 pesos el metro cuadrado representan 42 millones de pesos, de los cuales el sector privado aportó alrededor de 31 millones de pesos", afirmo el gerente general del IPV.
La construcción de 21.000 metros cuadrados con el aporte de privados, que equivale a la ejecución de 420 viviendas de 50 metros cuadrados, y una inversión de de 42 millones de pesos -de los cuales 31- fueron aportados por el sector privado, forman parte de los resultados de una de las operatorias encuadradas en el Programa de Fortalecimiento del Sector de la Construcción que lanzó en marzo pasado el Gobierno de Chubut.

Así lo reveló ayer el gerente general del Instituto Provincial de la Vivienda, Oscar Méndez, al recordar que dentro de ese Programa centrado en conservar puestos de trabajo se encontraba "una novedosa herramienta", basada en "propiciar un sistema de incentivos a la inversión privada" que establecía que cualquier argentino con una propiedad inmueble a su favor "podía acceder a incentivos que consistían en dar 26 pesos por metro cuadrado para la ejecución de veredas, 150 pesos para la ejecución de paredones medianeros y 600 pesos por metro cuadrado para la construcción de obra nueva o ampliación de obra existente", dijo el funcionario.

Al acompañar al gobernador Mario Das Neves en un acto realizado en la Casa de Gobierno, Méndez dijo que "el objetivo de esto era lograr una sinergia con el sector privado que tuviera recursos propios o capacidad de ahorro para ayudar al Estado con sus propios recursos a dar mano de obra y por lo tanto eso se instrumentó como un incentivo al privado donde el privado tomaba el subsidio y con el aporte de sus propios recursos contrataba mano de obra y ponía en ejecución la obra", remarcó.

PRESENTARON 853 SOLICITUDES

Al explicar el resultado de esta operatoria, Méndez mencionó que "en total 853 solicitudes se presentaron para subsidios de las cuales 600 fueron destinadas a ampliación o construcción de obra nueva hasta 35 metros cuadrados", explicando asimismo que "la partida y el costo fiscal de esos 600 subsidios por obra nueva es de 11.700.000 pesos, aproximadamente".

En ese marco fue que Méndez señaló que "se construyeron 600 ampliaciones a 35 metros cuadrados, lo que equivalen a 21.000 metros cuadrados nuevos de ejecución de obras con el aporte del privado", y señaló que a un costo de 2.000 pesos el metro cuadrado representan 42 millones de pesos, por lo que concluyó en expresar que "con un costo fiscal de 11.700.000 pesos se pusieron en ejecución 42 millones de pesos", lo que significó "que el sector privado aportó alrededor de 31 millones de pesos nuevos", dijo para remarcar que "ese fue el objetivo de todas las herramientas y estas medidas de políticas públicas para dinamizar el mercado laboral y el resultado ha sido absolutamente exitoso".

"En la medida que el contexto internacional y la realidad económica siga siendo complicada, este Estado va a estar intentando realizar todo lo que sea posible a los efectos de preservar puestos de trabajo", agregó.

PUESTOS DE TRABAJO

En otro orden, el funcionario se refirió a que el Programa de Fortalecimiento de la Construcción permitió al gobierno "actuar con rapidez y celeridad" para poder "dinamizar el mercado laboral que por la crisis internacional estaba teniendo mermas en el sector privado".

Recordó el decreto firmado por el gobierno que "permitía contratar en forma directa hasta 800 mil pesos a todos los organismos ejecutores de obras públicas en la provincia y en el caso particular del Programa Federal de Mejoramiento de Viviendas nos permitía contratar obras hasta 1.500.000 pesos en forma directa", con el objetivo "de lograr celeridad y poder achicar los plazos entre poder contratar la obra y ponerla rápidamente en ejecución para atenuar la merma de empleo", remarcó.

En ese marco fue cuando se refirió a otras de las operatorias incluidas en el Programa destinadas a la ejecución de veredas y cordones cunetas, obras que consideró como "dos herramientas fundamentales para poder preservar puestos de trabajo" ya que reveló "que podemos decir que con todas las comunidades que estamos haciendo veredas y cordones cuneta tenemos entre 800 y 1.000 operarios permanentemente afectados a estas dos operatorias".

Comentá la nota