Destacan el éxito conseguido en la campaña de prevención de las ETAs

Desde el Departamento de Registro y Control de Alimentos dependiente de la Dirección de Fiscalización Sanitaria del Ministerio de Salud, destacaron el éxito alcanzado por la campaña de prevención de enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs), tarea que se llevó a cabo conjuntamente con el Municipio de Río Grande, a través de Bromatología e Higiene. Raúl Méndez, referente del Registro y Control de Alimentos aseguró que "la experiencia fue muy positiva, dado que hemos podido trabajar en forma conjunta con el municipio y se logró llegar a la población con todos los elementos y cuidados que se deben tener en cuenta a la hora de escoger y consumir los alimentos".
En este sentido, Méndez mencionó que a partir de la campaña masiva de difusión por los medios provinciales "la gente se interesó mucho más por las condiciones de los alimentos", y que su efectividad "se refleja en la falta de denuncias por intoxicación con alimentos en las fiestas de fin de año, época donde normalmente siempre recibíamos algún reporte".

Durante la campaña se hizo hincapié en la correcta manufacturación de los alimentos, en las medidas a tomar para evitar la contaminación cruzada de los mismos y en el fenómeno de marea roja.

Sobre este ultimo punto, Méndez advirtió que "en este momento está vedada la recolección y el consumo de moluscos, ya sea en forma manual o de otro tipo, y quien consuma un molusco contaminado corre el riesgo de sufrir parálisis y en algunos casos, la muerte".

La folletería elaborada al respecto informa claramente sobre la prohibición y alerta sobre los peligros de no respetarla. "La cocción no elimina la toxina de un molusco contaminado, si la contaminación fuera por una bacteria si podría eliminarse el riesgo, pero la intoxicación por marea roja es a causa de una toxina producida por microalgas, de las cuales se alimentan los moluscos", explicó.

Aclaró también que "la permanencia de los niveles de toxicidad por marea roja son muy relativos, pero que la época de mayor riesgo es el verano" y recalcó que "el único órgano que puede autorizar la recolección de moluscos es la Dirección de Piscicultura en Ushuaia, desde donde se expiden los certificados de habilitación y aptitud de consumo del producto luego del análisis de toxicidad pertinentes".

Comentá la nota