Destacan avances del plan de pimiento

El gobierno provincial aspira a reforzar el polo hortícola de la provincia y que los productores aprovechen al máximo las potencialidades de sus tierras, intercalando un cultivo como el tomate con otro el pimiento y posteriormente se avanzará con la producción de cebollas.
En ese sentido, el secretario de Agricultura, Jorge Ortiz recorrió las instalaciones del vivero provincial ubicado en el Campo San Nicolás al este de la ciudad Capital. En la oportunidad, el funcionario destacó la importancia de producir los plantines en la provincia, para comenzar a potenciar las producciones hortícolas.

Ortiz estuvo acompañado en su visita por el coordinador del Plan Pimiento, Marcelo Villarreal y el responsable técnico del Vivero del Campo San Nicolás, Alfredo Zalazar.

El funcionario de Agricultura explicó que este vivero se creó para la producción de plantines de tomate y en los primeros días de diciembre se sumó el Plan Pimiento.

"La calidad de los plantines es extraordinaria, le damos garantía de producción a los trabajadores. Asimismo, el objetivo de este plan es llegar con productos riojanos al mercado central y reforzar el polo hortícola en nuestra provincia", subrayó el secretario.

En cuanto al destino de esta producción, Ortiz detalló que gran parte de ella será destinada a la recuperada planta de Agroandina, ya que la variedad producida permite ser consumido fresco y producirlo en la industria. También se están coordinando tareas con el gerente de Agroandina, José Luis Bellia, para empezar a producir.

"Las inversiones realizadas por el Gobierno Provincial deben tener continuidad, por ello ni bien terminada la etapa del plan pimiento se comenzará con un tercer período en el cual se producirá cebolla", expresó Ortiz.

Por su parte, el coordinador del Plan Pimiento, Marcelo Villarreal, resaltó que se está trabajando en óptimas condiciones en el vivero, ya que es un fruto de verano y para mediados de marzo se estará cosechando.

"El vivero está bien diseñado y soportó varias tormentas fuertes. A esto se suma la incorpora el empleo de mallas foto-termo-reflexivas que dejan pasar la luz pero no el calor, logrando un desarrollo óptimo de los plantines", explicó Villarreal.

El responsable técnico del vivero, Alfredo Zalazar, destacó que además de la gente que está incorporada al Plan Pimiento a través de los diferentes planes sociales, se sumaron vecinos de la zona, la mayoría mujeres que trabajan en la sala de siembra.

"Estamos trabajando en forma conjunta con el INTA (Instituto Nacional de Tecnologías Agropecuarias) y el Ministerio de Desarrollo Social. Además estamos produciendo por primera vez para productores particulares", concluyó Zalazar.

Comentá la nota