Después de seis años, volvió a crecer la tasa de desocupación

Después de seis años, volvió a crecer la tasa de desocupación
El desempleo, en el segundo semestre de 2009, alcanzó a un 8,8 por ciento.
El INDEC admitió ayer que, en el último año, la desocupación subió del 8 al 8,8%. Así, la cifra de gente sin trabajo volvió a crecer luego de seis años de retroceso. Según los números oficiales, además, el subempleo -ocupados que trabajan pocas horas - pasó del 8,6 al 10,6%.

Proyectado a los centros urbanos de todo al país significa que ahora hay 1.400.000 desocupados, unos 135.000 más que en el segundo trimestre del año pasado y 40.000 más que en el primer trimestre de este año. Si se consideran como desempleados a los que tienen planes sociales, la desocupación total trepa al 9%.

Con estos datos oficiales, es la primera vez, desde 2003, que el Instituto Nacional registra una suba interanual del desempleo. Y además reconoce que ese incremento -que fue importante- se produjo en la primera mitad del 2009. El 8,8% anula las caídas del desempleo de los dos últimos do s años, porque se vuelve a una tasa similar al 8,5% del 2007.

En cambio, las mediciones alternativas que hacen instituciones privadas vienen marcando un aumento de la desocupación desde comienzos de 2007, en coincidencia con el estallido de la crisis en el INDEC. Y calcularon que en el segundo trimestre de este año el desempleo se ubicó en el 11,8% ¿ lo que equivale a 1,9 millón de desempleados ¿ como es el caso del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina). Esto representa medio millón de desocupados urbanos más que lo que surgen de las estadísticas oficiales.

A su vez, el Informe del INDEC señala que, si bien se mantuvo el número de ocupados, por las suspensiones, el recorte de horas de trabajo y el mayor empleo precario, se produjo un fuerte aumento de los trabajadores subocupados que pasaron del 8,6% al 10,6%. Así la gente que trabaja menos horas de las deseadas subió de 1.390.000 a 1.710.000 perjudicando así a 320.000 nuevos trabajadores. De ese aumento del subempleo, el grueso tuvo lugar en los últimos tres meses.

De estas cifras, se desprende que 3,1 millón de trabajadores tienen problemas de empleo, ya sea por no tienen ocupación o porque trabajan involuntariamente menos horas.

Según el Informe oficial, el número de trabajadores ocupados se mantuvo en el mismo nivel del año pasado. Pero por el crecimiento natural de la población y otros factores, como menores ingresos en las familias, más gente salió a buscar trabajo y la amplia mayoría no lo consiguió.

Así, el incremento de la desocupación no se habría debido a que se destruyeron puestos de trabajo sino a que se mantuvo la "tasa de actividad" y no hubo empleo para el nuevo contingente que buscó emplearse o ocuparse en forma autónoma o independiente.

También esta medición está cuestionada por los relevamientos alternativos. De la Encuesta de la UCA se desprende que hay 50.000 ocupados menos y si bien coincide en que subió el subempleo, estima que la subocupación es bien mayor.

Comentá la nota