Después de la golpiza, el delegado del Noroeste recibió el alta médica

Roberto Palacios recibió el alta médica después de la agresión sufrida esta mañana en un predio de Chaco al 200.

El delegado del Noroeste se encontraba recorriendo el lugar y sorprendió a un vecino que arrojaba basura en un descampado.

"Cumplí con mi deber y me acerqué para pedirle que no tirara más los residuos en el lugar", explicó en diálogo con nuestro diario digital.

En ese momento, el hombre se encolerizó y comenzó a discutir con él. El hombre lo tomó fuertemente de la mano y le quebró un dedo, mientras que un joven que se encontraba en la vivienda del agresor tomó una caja de una batería de autos y se la arrojó por la cabeza.

Producto de los golpes, Palacios fue trasladado al Hospital Municipal, donde le colocaron cuatro puntos de sutura en la cabeza y le enyesaron la mano.

"Cuando estaba en el nosocomio llegó la policía y realicé la denuncia, medio obligado por los oficiales", contó el funcionario, quien admitió que no tenía intención de que la noticia trascendiera ya que "sólo quiero trabajar".

Finalmente, consideró que se trató de un incidente provocado por un "mal vecino", que siempre arroja residuos en el lugar. "Sólo quiero recuperarme y volver a trabajar", concluyó.

Las dos personas que participaron del hecho, Oscar Mosconi (21) y Miguel Angel Mansilla (54) fueron trasladados a la comisaría Quinta. El primero de ellos quedó aprehendido por las agresiones propinadas a Palacios.

Comentá la nota