Después de 21 días, Solá Torino deja el encierro

Después de 21 dias de detención en la Delegación de la Policía Federal Argentina, el ex integrante del Tribunal Oral Federal de Salta, José Antonio Solá Torino, abandonará ese lugar de encierro.
Solá Torino ingresó al edificio de calle Santiago del Estero al 900, en el atardecer del 17 de agosto último, después de eludir la disposición del juez Federal Nº 2, Miguel Medina, que ordenaba su detención, horas después de su destitución por un Jury de Enjuiciamiento, al ser encontrado responsable del delito de "cohecho agravado". Solá Torino llegó acompañado en aquel entonces por su abogado defensor. Así ponía fin a un tiempo de clandestinidad, donde el juez Medina solicitaba su captura. Solá Torino fue destituído por el Jury de Enjuiciamiento el 13 de agosto pasado.

Manos a la obra

El alojamiento del magistrado destituído, llevó a la Federal acondicionar una dependencia de la estructura del inmueble, donde finalmente fue alojado.

Tenía aire acondicionado, un televisor y una pequeña heladera. Pero lo que más utilizaba era una Notebook portátil, convertida en el elemento preferido para contrarrestar los días de encierro.

Nuevo Diario pudo conocer, además, que Solá Torino pasaba la mayor del tiempo dedicado a la lectura. Sobre una pequeña mesa, se apilaban varios libros y el "diario pequeño". Después de varios intentos, la Justicia federal accedió a la excarcelación de quién fue el "rostro principal" del Tribunal Oral. Se cree que el trámite correspondiente será realizado hoy por su abogado defensor.

Comentá la nota