Después de las críticas, el campo se reunió con Pulti y habrá más seguridad

Los ruralistas, la policía y la Municipalidad acordaron una serie de medidas para que sean más efectivos los patrullajes en los campos. El encuentro se produjo después de los cuestionamientos del sector por el crecimiento de los robos.

Mejorar los móviles que patrullan las zonas rurales, incorporar camionetas cuatro por cuatro, hacer controles con la tecnología GPS y destinar fondos para combustible fueron las promesas que se llevaron los dirigentes de la Sociedad Rural de Mar del Plata después de la reunión que mantuvieron ayer con el intendente, Gustavo Pulti, y el Jefe de la Policía Departamental, Osvaldo Castelli.

El encuentro se produjo después de las fuertes críticas que el campo disparó hacia la Municipalidad por el aumento de los delitos en las zonas rurales. Los dirigentes agrarios habían acusado al intendente de no preocuparse por los problemas del sector y de derivar los inconvenientes a funcionarios de segunda línea. En la reunión, el clima mejoró y el roce entre las dos partes pareció quedar solucionado. "Ya limamos asperezas en todo sentido, la relación está mucho mejor", le confió, conciliador, a LA CAPITAL, Rubén Santos, presidente de la Sociedad Rural de Mar del Plata.

El campo, la Policía y el gobierno se encontraron ayer a la tarde en la Municipalidad y acordaron incorporar camionetas cuatro por cuatro para patrullar las zonas agrarias. Hasta ayer para los móviles era muy difícil moverse en ese sector porque no tenían capacidad para desplazarse en los terrenos más duros. "Vamos a reasignar recursos para que ahora vayan al campo", aseguró el jefe de la Policía Departamental, Osvaldo Castelli. Estos móviles estarán equipados con el sistema de control satelital GPS para saber las zonas que recorren y sus desplazamientos.

También la Municipalidad se comprometió a pagar un sistema de balizas con mayor potencia. "Tendrá más capacidad de alcance para custodiar la zona", explicó Castelli.

Además se destinarán más recursos para la compra de combustibles y repuestos y las diez patrullas destinadas a recorrer los campos estarán equipadas con handies para que tengan una comunicación directa frente a un delito. "Pulti también nos ofreció darnos handies a nosotros, pero no lo creímos necesario porque con los teléfonos en los móviles ya nos aseguramos la posibilidad de tener una respuesta más rápido ante un hecho", destacó Santos.

Los ruralistas también le pidieron a los jefes policiales que se controle a las personas que andan a caballo por la zona de los caminos de los campos. "Tienen que pedirle documentos para ver si son del lugar. Muchas veces

están recorriendo para después robar", dijo Santos.

Una de las promesas que mayor conformidad le produjo a los representantes del campo es que el intendente se comprometió a abrir una canal de diálogo directo ante cualquier inconveniente. "Ahora ya sabemos que si tenemos un problema importante, podemos hablar directamente con Pulti para que nos ayude a solucionarlo", afirmó Santos.

Los ruralistas también reconocieron que a partir de ahora será muy importante que se hagan todas las denuncias frente a un robo. Es que en los campos cuando se roba ganado, generalmente los propietarios deciden no presentar su caso a la justicia. "Es porque saben que frente a un hurto no va a ir nadie preso", explicó Santos. Pero aclaró: "Les pedimos a todos que hagan conocer los hechos en los Tribunales. Eso será muy importante". La Sociedad Rural tiene previsto reunirse con los fiscales cuando termine la feria judicial.

En el campo también reconocieron que se equivocaron en algunos datos, como por ejemplo la cantidad de policías que había por patrulla. Los representantes de los ruralistas sostuvieron que un solo efectivo se encontraba en los móviles. "El nuevo jefe nos explicó que desde que llegó a la ciudad dispuso que haya dos policías por patrullero", manifestó Santos.

La bronca

La bronca de los ruralistas se desató el jueves cuando los integrantes de la Sociedad Rural manifestaron su cansancio por la serie de robos violentos en los campos y por el crecimiento del cuatrerismo. El malestar los llevó a cuestionar fuerte a la policía y al intendente. "Pulti debería revisar su actitud y tomar cartas en la problemática que estamos planteando, dado que es muy grave y parte de la responsabilidad es suya", había dicho el secretario de la Sociedad Rural, Carlos Cerboni. Después del encuentro de ayer a la tarde, el clima cambió. "Hubo muy buena predisposición del intendente para solucionar nuestros problemas", afirmó Santos.

Encuentro previo

En la mañana de ayer, el campo y el gobierno se vieron por primera vez las caras después de la críticas del sector. Ahí los ruralistas le llevaron sus reclamos al intendente.

El concluir el encuentro, el presidente de la Sociedad Rural de Mar del Plata, Rubén Santos, señaló que los dispositivos de seguridad implementados en la ciudad "no han tenido en consideración al campo" donde -según dijo- existe una gran preocupación por la proliferación de delitos. "Creemos que la zona rural debe disponer de más recursos ya que hoy sólo contamos con 6 móviles para recorrer todo el Partido de General Pueyrredon", explicó. Santos aseguró que los productores agropecuarios de la zona sufren "el continuo robo de hacienda, de viviendas y de maquinara para reducir el bronce de los equipos de riego". Además hizo alusión a un episodio ocurrido días atrás, cuando un joven que se encontraba en su casa en un campo de la zona recibió un disparo por parte de un grupo de delincuentes que ingresó a la propiedad con fines de robo. "Estos son hechos normales y continuos y así no se puede trabajar", afirmó. Santos consideró que quienes cometen delitos en la zona rural de Mar del Plata "evidentemente, son personas que actúan en grupos organizados y conocen muy bien los movimientos de los campos".

Los cuestionamiento de Santos se fueron diluyendo con el correr de las horas. Es que el ruralista reconoció que son diez los móviles disponibles para patrullar los campos y aseguró que el intendente se movió con rapidez para tratar de encontrar soluciones a los problemas.

Comentá la nota