Después de los comicios, Giacomino cambiaría a cuatro de sus secretarios

Desde que asumió, el jefe comunal ha hecho muchos cambios en su Gabinete: sólo quedan 4 secretarios de los iniciales. En parte, esto sucedió por la ruptura de su sociedad con Luis Juez y el posterior éxodo de seguidores del ex intendente.
El intendente Daniel Giacomino prepara cambios profundos en su equipo de colaboradores, que incluiría el relevo de cuatro de sus diez secretarios, aunque las modificaciones también alcanzarían los niveles bajos e intermedios del organigrama municipal.

El jefe municipal ya había anunciado públicamente que a mediados de año haría un nuevo esfuerzo por cualificar su equipo, que en un principio tropezó con el mantenimiento de la sociedad política con Luis Juez, con todo lo que ello implica en términos de calidad. Pero también hay que señalar decisiones erráticas del propio titular del Palacio 6 de Julio, lo que se ve confirmado por las sucesivas reformas al organigrama del Departamento Ejecutivo (la ordenanza orgánica de las secretarías).

En la actualidad existen nueve secretarías y la Asesoría Letrada, con el mismo rango institucional. No se sabe si los relevos conllevarán un nuevo cambio en el esquema, pero si esto sucede y teniendo en cuenta la postura confrontativa de los ediles juecistas, las reformas deberían ser para reducir la cantidad de secretarías pero nunca para ampliarlas.

En el año y medio que lleva en el gobierno municipal, Giacomino sólo ha mantenido en sus cargos a Miguel Pozzolo (Economía), Daniel Rey (Desarrollo Urbano) y María José Manfredi (Salud), a los que debe sumarse Guillermo Luque, aunque en distintas funciones, ya que comenzó en Prensa y Difusión y actualmente está en Participación Ciudadana.

La movilidad en los cargos en la actual gestión sólo es comparable con la que tuvo Luis Juez aunque, como descargo, Giacomino puede alegar que el ex intendente atravesó, en sus cuatro años de gobierno, un período de bonanza y crecimiento constante de la recaudación, mientras que desde prácticamente que él asumió, la actividad económica comenzó a contraerse tras la apertura del conflicto con el campo, en marzo de 2008, que se agravó luego con los efectos de la crisis financiera internacional.

Aun con actos fallidos, la cualificación de su equipo ha crecido al ritmo de su distanciamiento y posterior ruptura con Juez, básicamente con la incorporación de cuadros radicales con experiencia de gestión con Ramón Mestre y Rubén Martí.

Aunque en un rango de subsecretario (Recursos Tributarios), esa lista la encabeza con claridad Fidias Sánz, quien incluye en sus antecedentes haber estado en el Ministerio de Economía durante la intervención de Mestre a Corrientes.

Luego se sumó Carlos Varas como titular de Asesoría Letrada, donde ya estuvo en el primer mandato de Rubén Martí, reemplazando al juecista Daniel Falfán, un voluntarioso empleado de la AFIP.

Más recientemente debe contabilizarse la designación como asesor de Gabinete de Julio Waisman. Este fue, al principio, segundo de Luis Ellese en la Secretaría de Economía y después secretario general de la Municipalidad, en ambos casos con Martí.

La extrema movilidad del equipo de Giacomino es una complicación extra de una gestión que ya tiene muchas, porque perturba, por lo menos, los planes de gestión en marcha. Por esto, en el recambio con fecha para después de las legislativas del 28 de junio, el intendente está obligado a mejorar su puntería, ya cerca de encarar la segunda parte de su mandato.

Comentá la nota