Después de casi un año, la Nación decretó la emergencia agropecuaria en Salta

Cuando falta poco para que se cumpla el año de los fenómenos climáticos que produjeron destrozos en numerosos cultivos, el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, declaró la emergencia agropecuaria en Salta y otras 12 provincias del país.
Tal como lo establece la ley 26.509, la emergencia agropecuaria implica el diferimiento en el pago de todos los impuestos nacionales, y la posibilidad de que los productores accedan a créditos con tasa subsidiada.

En el caso de Salta, el gobierno nacional declaró la emergencia hasta el 15 de enero de 2010 para las explotaciones de vid, hortalizas y maíz de Cafayate que fueron afectadas por las precipitaciones de granizo del 22 de enero de este año; para las producciones de tabaco que sufrieron el amarillamiento de las hojas por situaciones climáticas adversas durante la campaña 2008-2009 en los departamentos de Cerrillos, Rosario de Lerma, Chicoana, General Güemes, La Candelaria, Capital, La Caldera, La Viña, Guachipas y Metan; y para las producciones de poroto, maíz y legumbres afectadas por sequía en el sector este de Metán y la segunda sección de Rosario de la Frontera.

Además de la prórroga por un año de los vencimientos impositivos, los productores podrán recibir asistencia financiera especial por parte de bancos oficiales, que incluye la espera y renovaciones de las obligaciones pendientes hasta el próximo ciclo productivo, y el otorgamiento de créditos con tasas de interés bonificadas en 25% o en un 50%, según se trate de emergencia o desastre agropecuario.

En diálogo con Nuevo Diario, el secretario de Asuntos Agrarios provincial, Lucio Paz Posse, explicó que el gobierno salteño ya había declarado la emergencia agropecuaria para esas zonas productivas, condición previa a la declaración por parte del gobierno nacional.

Además, explicó que la demora de la Nación en declarar la emergencia respondió a los continuos cambios que el área de Agricultura sufrió durante este año, y al tratamiento por parte del Congreso de la ley 26.509.

El funcionario celebró la decisión del gobierno nacional, y le pidió a los productores que se hayan visto afectados por las inclemencias climáticas mencionadas, que realicen los trámites tendientes a obtener el certificado que les permita acceder a los beneficios.

La emergencia declarada por el Ministerio de Agricultura involucra también a regiones productivas de Córdoba (para tamberos y ganaderos afectados por la sequía); Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Corrientes, Río Negro y Santa Cruz (productores afectados por sequía); Mendoza (por granizo); Chubut (por las heladas); Santiago del Estero (para productores de hacienda, leche, algodón, alfalfa y frutihortícolas afectados por la sequía); para los productores de vid, olivo, frutales, hortalizas, alfalfa y semillas afectados por aluviones en San Juan; y para las producciones agrícolas y ganaderas de Catamarca que sufrieron sequía, heladas y granizo.

Comentá la nota