Después de 12 años se reencontró con su cuatriciclo robado cuando le fueron a pedir que firmara la transferencia

Hace 12 años atrás, Pablo Gastón fue víctima del robo de su cuatriciclo, cuando lo dejó estacionado a la entrada de un edificio ubicado en 9 de Julio y Presidente Perón. Había adquirido el vehículo poco tiempo atrás en uno de los locales de Anzulovich y estaba pagándolo en cuotas.
Después del robo, Pablo hizo la denuncia correspondiente. Aún así, se quedó sin cuatriciclo, y con las cuotas y la desazón a cuestas.

Desde la policía no supieron darle datos certeros sobre el paradero de su vehículo. Pablo indicó que hasta hubo una denuncia interprovincial. Sin embargo, no supo más sobre el cuatriciclo y el hecho quedó en el pasado.

Más de una década después, en el lugar donde el damnificado tiene su peluquería, se presentó una pareja desconocida que preguntó por él, manifestando que venían de parte de Anzulovich. Pablo sintió una inmensa alegría ya que imaginó que estaba por recuperar su desaparecido cuatriciclo. Pero se equivocaba: la pareja venía a pedirle que firmara los papeles para poder transferir el vehículo a nombre de su actual dueño.

Pablo Gastón quedó sorprendido y le informó al ingenuo comprador que el cuatriciclo en su poder era robado. Con posterioridad se dirigió a la comisaría para que finalmente en Investigaciones le tomaran la ampliación de la denuncia efectuada 12 años atrás.

El dueño original del vehículo robado indicó que si bien la policía hizo lo que tenía que hacer también en este caso, aún sigue esperando una respuesta. Y que le devuelvan el cuatri.

Comentá la nota