después de 100 años de conflicto Colonia Caroya y Jesús María acordaron límites

El cauce del Canal San Carlos se constituirá en el límite natural entre ambas ciudades, desapareciendo la zona del conflicto por casi un siglo.
COLONIA CAROYA / JESUS MARIA - Después de más de un siglo de discusión entre las autoridades de turno y representantes de ambas ciudades, los gobiernos municipales de Jesús María y Colonia Caroya llegaron a un histórico acuerdo por sus límites geográficos.

El encuentro entre ambos intendentes -Marcelino Gatica de Jesús María y Rodolfo Visintín de Colonia Caroya- con el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, el pasado miércoles en la Casa de las Tejas, permitió pulir diferencias.

Finalmente, a la luz de este acuerdo, se consensuó que la zona acuífera, los predios del Kartódromo y el autódromo, el barrio Los Alamos y el Destacamento Móvil 3 de Gendarmería estarán dentro de territorio de Colonia Caroya. Mientras tanto, quedarán en manos de Jesús María unas ocho manzanas que existen detrás de la Estancia de Caroya y, además, tendrá un 75 por ciento de terreno en el sector ubicado entre la ruta que va a Ascochinga al Norte y el camino a Los Molles, hacia el sur.

El cauce del histórico Canal San Carlos se constituirá en el límite natural entre ambas ciudades, desapareciendo la zona del conflicto que llevó casi un siglo.

Cabe recordar que entre la década del 60 y 70 hubo graves enfrentamientos entre ambos gobiernos y sus respectivos habitantes a punto tal de llegar al límite de romper las relaciones protocolares.

El último censo provincial y el ultimátum dado hace días atrás por el gobierno de la Provincia generó la apertura de un espacio de diálogo que, después de varios meses, tuvo resultados positivos y dejó atrás las tensiones que conllevó la negociación.

El acuerdo entre ambas comunas quedó plasmado anoche cuando ambos Concejos Deliberantes aprobaron, en sus sesiones correspondientes, los nuevos planos que traducen los flamantes límites.

Desisten de continuar juicio

A raíz del acuerdo arribado por ambos municipios, ayer la firma Vicente Gabarini informó a la prensa local que no continuará el juicio iniciado hace ocho años contra el municipio de Colonia Caroya por la posición del Kartódromo y el cuestionamiento a la jurisdicción donde éste se encontraba.

Así se lo adelantó el propietario Mario Vicente al intendente de Colonia Caroya, Rodolfo Visintín, con quien se habría reunido en la jornada de la víspera. Según le habría manifestado, la decisión de la firma es de no continuar el litigio y restituir el predio al municipio, al haberse establecido cuál es la verdadera jurisdicción del Kartódromo.

Cabe recordar que la semana pasada el Tribunal Superior de Justicia rechazó el recurso de casación presentado por la empresa Vicente Gabarini por ese espacio.

Esa resolución ratificó las dos instancias anteriores en donde se disponía que quienes están haciendo uso del predio deben desalojarlo y devolverlo al municipio de Colonia Caroya.

La Justicia rechazó, el pasado 15 de octubre, el recurso de casación presentado por Vicente tras los dos fallos que favorecieron al municipio, en el Juzgado de Jesús María y en la Cámara Civil y Comercial. Además, le ordena a la firma que, en 10 días hábiles, le devuelva el predio a la Municipalidad.

Cabe recordar que ésta se lo había dado en comodato en 1996. El fallo se basa en el art. 2277 del Código Civil, que dice: “Aun cuando lo entregado no pertenezca al comodante, igual debe restituir la cosa (...) y nada impide dar en comodato las cosas ajenas”.

Algunos funcionarios municipales sostienen que, con este fallo, automáticamente cae el juicio de usucapión y el del Autódromo. De todos modos, Vicente adelantó que no seguirá litigando en ninguno de los otros juicios.

“Renuncio a los dos juicios de usucapión; ahora, la Municipalidad puede tener las escrituras reales que antes nunca existieron, y ojalá que el próximo concesionario cuide el Kartódromo porque invertí cifras millonarias en él”, comentó al periódico El Despertador.

Comentá la nota