Después de 4 años cayó un 30% la venta de motos

Entre el 2005 y el 2008 las motos tuvieron su época de esplendor, parecía que quien no tenía una moto era porque simplemente no quería. Pero el 2009 representó otro panorama: en San Juan la venta cayó un 30% promedio comparado con el año pasado.
A nivel nacional el crecimiento acumulado desde el 2005 al 2008 fue del 305%, según datos de la consultora porteña Abeceb.

Por otro lado, las empresas se encontraron con un cliente más exigente: ahora en la provincia buscan renovar las motos por otras de mayor cilindrada y conocen más al momento de adquirirlas. También este año la financiación se hizo más estricta, que sumado a la crisis, obligaron a pensar dos veces antes de hacer una inversión de este tipo .

DIARIO DE CUYO consultó a seis de los principales concesionarios de motos de San Juan, quienes coincidieron en que la venta bajó.

"El problema fue la falta de financiamiento. Con la crisis, el crédito se acotó y las ventas cayeron. Aunque no son malas, pero si un 30 menos" , señaló Fernando, encargado de ventas de motos Lucero.

La financiación para la adquisición de este tipo de vehículos se volvió más estricta, con una ecuación que no deja muy conformes a los clientes: menos cuotas, más intereses y requisitos exigentes.

Según lo señalado por Jorge Roldán, propietario de una concesionaria, "el crédito sigue siendo la manera más fácil para adquirir una moto. Vos podés tener buenos precios de contado, pero el laburante apuesta al financiamiento".

La motocicleta de 110cc. de cilindrada es la más vendida en el mercado sanjuanino, aunque el segmento de las 125 y 150cc. viene escalando progresivamente.

"Este año hemos notado que el cliente busca por lo general renovar su moto y está optando por las de 150cc", aseguró Fabián, de Multimotos. En esta empresa, en el 2008 se vendieron 936 unidades y en este año alcanzaron hasta el momento 689. Los precios de las motos no variaron demasiado: apenas entre un 5 ó 10% más que el año pasado.

Gustavo, de la empresa Full Time, dijo que "la gente está renovando su moto y se está inclinando por una de 125cc., que le resulta accesible en precio".

Clientes más exigentes

"Antes la gente venía y se le gustaba la moto, se la llevaba ahí nomás", comentó un vendedor. Hoy eso cambió. Ahora el cliente es más exigente al momento de definir la compra. Según los comerciantes, se debe a que el comprador por lo general ya tuvo una y conoce el paño.

"Nos preguntan todo. El tema del servicio técnico, la garantía y si se consiguen los repuestos. El cliente conoce más", dijo Hector Mestre de Caribe motos.

Un comerciante contó por lo bajó que antes "cualquiera vendía motos y cuando había que dar la cara, desaparecían y por eso a la gente ya no se le puede vender un buzón".

Los empresarios aseguran que al momento de comprar, los clientes primero miran que la marca sea conocida y luego el precio.

Comentá la nota