Despolitizar los procedimientos de selección y remoción de jueces

El presidente de la Asociación de Jueces y Magistrados nacionales, Ricardo Recondo, defendió la despolitización del mecanismo de selección y remoción de magistrados, y abogó por disminuir la participación de la dirigencia política e incrementar la participación de jueces y abogados en esos procesos.
"El juez tiene un gran poder, pero éste se agota en una causa", sostuvo en uno de los planteos que presentó el Dr. Ricardo Recondo, como expositor de la jornada organizada sobre "Independencia Judicial", promovida por la Asociación de Jueces y Magistrados nacionales y Participación Ciudadana, con el auspicio del EDFM.

Ricardo Recondo además de juez de la justicia federal es uno de los cruzados que plantea la necesidad de despolitizar los procedimientos de selección y remoción de jueces en el país, y realizar reformas que vayan en el sentido de disminuir la participación de la dirigencia política e incrementar la participación de jueces y abogados en estos procesos.

A pesar de su larga trayectoria y de haber sido secretario de justicia del ex presidente Raúl Alfonsín, Recondo razona en línea con lo que se espera de un juez moderno y abierto a la sociedad. Su charla estuvo cruzada por una permanente autocrítica y en todo momento sostuvo que los jueces deben construir mayor confianza hacia la sociedad. Lejos de pararse en un pedestal, repasó errores propios de los magistrados y enfatizó en la necesidad de tener una nueva y abierta relación con los medios de comunicación, en donde rendir cuentas del sentido de las sentencias y dejar del lado el viejo slogan de "hablar a través de las sentencias". Enfatizó en la necesidad de fundamentar los fallos y desterró la arbitraria decisión que adopta los sistemas de definiciones por jurado.

En la presentación pública Recondo recordó los distintos intentos del poder político por vulnerar la independencia judicial, pero insistió en la sensación de desconfianza que tienen los políticos sobre el desempeño de los jueces. En el mismo contexto, dejó planteada la necesidad de construir mayor " aceptación social por parte del juez ", como un mecanismo de inhibición de intentos por violar la premisa básica de contar con poderes independientes y que se controlen en sí.

El camarista y presidente de la agrupación que nuclea a los jueces nacionales afirma que "los jueces que trabajan en la periferia (Tierra del Fuego entra en la descripción) son los que tienen menos protección ante cualquier arrebato desde sectores políticos o corporaciones económicas", además de mencionar que los jueces federales gozan de mejores condiciones para trabajar con mayor independencia que los jueces provinciales. En este sentido, hizo mención a la importancia de contar con una Corte Suprema que goce del prestigio que tiene la actual conformación y resaltó la importancia de que los superiores tribunales estén conformados por jueces que tengan prestigio y confianza pública.

Recondo entiende que la perturbación a la independencia de los jueces y fiscales se canaliza mediante la falta de definición sobre las denuncias que reciben los jueces en los distintos consejos de la magistratura y que la acumulación de denuncias sin plazos es la mayor preocupación. Para Recondo la arbitrariedad de los políticos para resolver sin plazos, mediante el "cajoneo" de las denuncias es la herramienta de mayor presión sobre los magistrados.

Enfrentado con la decisión política nacional de coptar el organismo de selección y remoción, Recondo detalla que "el problema es la integración de personas que no responden a los fines que tienen los organismos que trabajan en relación con la justicia, y que la presencia política guarda relación con el interés de los otros poderes de controlar el accionar de los jueces". Sobre los ejemplos a tener en cuenta, sostiene que "en los buenos sistemas no hay predominio político en la conformación y funcionamiento". La transparencia es requisito fundamental de los organismos que regulan la vida judicial, sostuvo el magistrado.

Comentá la nota