Desplazado de las listas, el socialismo critica a la UCR y a la Coalición Cívica.

Succar dijo que no abandonará el frente, pero se mostró decepcionado.
La definición de los candidatos por el Acuerdo Cívico y Social derivó en una crisis interna en ese frente luego de que el ARI impuso a su dirigente Sandra Manzone en el segundo lugar de los postulantes a diputados, en desmedro del Partido Socialista, que retiró sus nombres.

La decisión fue tomada luego de fuertes presiones de parte de Elisa Carrió desde la Capital Federal. Así lo confirmaron tanto Manzone como el presidente del PS, Rodolfo Succar, que confirmaron el distanciamiento y dieron sus motivos.

Todavía indignado, Succar recordó que el socialismo fundó la alianza que lidera la UCR, fuerza a la que responsabilizó por la decisión. Aclaró también que no se retirarán del frente electoral. "Independientemente de las bajezas humanas, de la falta de seriedad en los compromisos y de la manera irracional e impúdica de algunos que nos pretenden desconocer, la sociedad reclama que exista un espacio progresista y representativo. Vamos a seguir trabajando pensando en 2011, lo que no implica que debamos humillarnos ni desconocer nuestra historia y nuestro presente", aseveró el ex legislador.

No obstante, Succar puntualizó que trabajarán fuertemente para el 28 de junio. "La resolución final que tomó la UCR para el armado de la lista verdaderamente nos decepcionó, pero vamos a hacer un esfuerzo más. En Tucumán no se actuó con el mismo respeto que lo hizo Hermes Binner en Santa Fe, sino que primó la locuacidad fundamentalista de Carrió", afirmó. Finalmente, reconoció que entre ambos dirigentes se disputará la candidatura presidencial dentro de dos años.

En tanto, Manzone confirmó que su nombre se impuso por la insistencia de Carrió. "Succar debería enojarse con sus socios principales que son los radicales, porque el socialismo estuvo junto con la UCR desde hace más tiempo que el ARI. Nosotros somos los últimos que participamos en el acuerdo. Mi postulación es consecuencia de un compromiso nacional que se hizo extensivo acá, lo que me parece razonable porque muchas de las decisiones se toman afuera", admitió

"Ellos están resentidos desde hace tiempo con Carrió, que tiene un liderazgo que no discuto en lo más mínimo. Voy a trabajar por Carrió 2011, y el socialismo, por Binner 2011. Son dos líderes dentro del mismo espacio", finalizó.

Comentá la nota