Desplante del premier de Turquía en Davos

Desplante del premier de Turquía en Davos
Abandonó un debate sobre Israel y Gaza
DAVOS, Suiza.- El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, abandonó ayer sorpresivamente un debate sobre el conflicto en la Franja de Gaza en el Foro Económico Mundial de Davos.

El mandatario estaba furioso porque el moderador no le había concedido el derecho a responder a una intervención del presidente israelí, Shimon Peres, que en su discurso había justificado el ataque de su país contra el grupo islamista Hamas en el territorio palestino.

"A Davos no vuelvo más", afirmó Erdogan al retirarse del debate, en el que participaban también los secretarios generales de la ONU, Ban Ki-moon, y de la Liga Arabe, Amr Musa, y Valerie Jarrett, asesora del presidente norteamericano, Barack Obama.

Erdogan se exasperó luego de que el moderador, el columnista del The Washington Post David Ignatius, le concediera sólo un minuto para replicar el discurso de Peres.

"Me parece muy triste que la gente aplauda lo que usted dijo [dirigiéndose a Peres]. Ustedes están matando gente. Y pienso que eso está muy mal y no es humanitario", acusó el premier, en turco.

"No podemos comenzar el debate de nuevo. No queda tiempo", señaló Ignatius. Entonces, el premier dejó la sala. Más tarde, Peres se disculpó por teléfono con Erdogan, según informó la agencia turca Anatolia.

Peligra la tregua

Por otra parte, mientras el emisario estadounidense para Medio Oriente, George Mitchell, continuaba en Cisjordania con su ronda de negociaciones para reactivar el proceso de paz en la región, Israel lanzó ayer un ataque aéreo en el sur de la Franja de Gaza, en respuesta a disparos de cohetes palestinos, lo que profundizó la precariedad del alto el fuego que rige desde el 18 del actual.

El bombardeo israelí, en el que resultaron heridos siete niños, estuvo dirigido contra un integrante del grupo Hamas que viajaba en su moto. El militante está en estado crítico, según indicaron fuentes médicas del hospital Nasser de Jan Yunis.

En un comunicado, el ejército israelí lo identificó como Machmad Uoda Hamdan Samiri, del que dijo que forma parte del grupo que atacó una patrulla militar en la localidad fronteriza de Kissufim el pasado martes, en el que un oficial murió y otros tres soldados israelíes resultaron heridos.

Desde el comienzo de la tregua, anunciada unilateralmente por el gobierno israelí hace 12 días, Israel atacó en tres ocasiones los túneles que comunican Gaza con Egipto, y dos veces a militantes del grupo islamista.

Por su parte, Mitchell se reunió ayer en Ramallah con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, a quien le prometió que trabajaría para consolidar un alto el fuego "sustentable y duradero".

Además, el emisario de Obama manifestó su preocupación por la situación en Gaza, donde el 75% de los 1,5 millones de habitantes depende de la ayuda alimentaria de la ONU. Ayer Ban Ki-moon anunció que pedirá 613 millones de dólares para ayudar a la población de la Franja.

Comentá la nota