El desplante de Néstor y Cristina al intendente Bruera

El pasado 17 de octubre, Día de la Lealtad, Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández arribaron a la ciudad de La Plata alrededor de las 17.30 en el Batallón de Infantería, detrás del bosque.

Lo que indica el protocolo es que el intendente anfitrión, en este caso Pablo Bruera, reciba a la mandataria nacional junto a su esposo. Pero esta vez, el jefe comunal no fue quien les dio la bienvenida.

La recibida estuvo a cargo del ex intendente platense y actual ministro de Justicia, Julio Alak, quien acompaño al matrimonio hasta el Teatro Argentino, donde se realizó el acto del PJ.

Allí, las diferencias entre el kirchnerismo y Bruera continuaron firmes, debido a que el alcalde prefirió retirarse del Teatro antes de que la Presidenta termine con su discurso.

Comentá la nota